Llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero. 1 Pedro 2:24.

Me ha cercado cuadrilla de malignos; horadaron mis manos y mis pies.Salmo 22:16.

Mirarán a mí, a quien traspasaron. Zacarías 12:10.

El cumplimiento profético – el Devocional Diario

Dos de las frases que Jesús pronunció en la cruz se hallan respectivamente en los Salmos 22:1 y 31:5. Algunos incrédulos se han atrevido a decir que Jesús las pronunció con el expreso deseo de producir su cumplimiento. Entonces, ¿qué sucede con las demás profecías que se cumplieron en detalle y aún por encima por sus propios enemigosí.

Además de los dos versículos citados en el encabezamiento, se podría hablar de la bebida de vinagre mezclado con hiel (Salmo 69:21) y la injuria más cruel, que fue un desafío lanzado a Dios mismo (Mateo 27:43; Salmo 22:8). Debemos reconocer que son pruebas indiscutibles del cumplimiento de las profecías en los mismos detalles de la crucifixión de Jesús.

Ese momento en que Jesús estaba en la cruz es el centro de la historia de la humanidad; por eso, de antemano, Dios había dado detalles precisos mediante el testimonio de los profetas para que también en nuestros días cada persona se sienta interpelada por esa obra de la cruz.

Lo que ocurrió en la cruz no me puede dejar indiferente, porque Jesús sufrió estas cosas por mí, para mi dicha presente y mi salvación eterna. “¿No os conmueve a cuantos pasáis por el camino? Mirad, y ved si hay dolor como mi dolor” (Lamentaciones de Jeremías 1:12).

“Los profetas… indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo” (1 Pedro 1:10-11).

  • deseo recibir palabra diaria para mi crecimiento espiritual