Inicio » Devocional Cristiano » No hay excepción – el Devocional Diario

No hay excepción – el Devocional Diario

destituidos-de-la-gloria

Romanos 3:10.Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.Romanos 3:23.

No hay excepción – el Devocional Diario

Todos son pecadores: La sentencia divina es clara: “todos pecaron”. Reconocer que soy pecador es el primer paso para la conversión. Estar de acuerdo con lo que Dios declara es renunciar a toda pretensión de justicia personal.

Todos deben arrepentirse: “Dios… ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan” (Hechos 17:30). Vemos un ejemplo de ello en la parábola del hijo arrepentido de Lucas 15. Él se levanta, vuelve a su padre y declara: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo”. Y el perdón es inmediato: “Mi hijo muerto era, y ha revivido”.

Todos pueden ser salvos: “Dios nuestro Salvador… quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4). Para esto deben creer en Jesucristo, quien se ofreció a la justicia divina a fin de soportar, en nuestro lugar, el juicio que merecíamos.

Todos los que han creído son hijos de Dios: “A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).

Todos los que recibieron a Jesús como su Salvador personal tienen la seguridad de ser hijos de Dios y de poseer la vida eterna. “El que cree en el Hijo tiene vida eterna” (Juan 3:36).

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte