Grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne,justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles,creído en el mundo, recibido arriba en gloria.
1 Timoteo 3:16.

Los misterios de Dios – Devocional Diario

A ciertas personas les gusta rodearse de misterio e impresionan a sus semejantes aparentando superioridad.

La Biblia no presenta misterios destinados a una elite intelectual. Al contrario, estos misterios son verdades que estaban escondidas antes de la venida de Cristo, pero que Dios ahora nos revela y que pueden ser comprendidas por todos aquellos que creen en Jesús.

Así sucede con el misterio de la piedad. Sin que nadie lo pueda contradecir, el misterio de la piedad es grande, afirma el apóstol Pablo (1 Timoteo 3:16).

Dios fue manifestado en carne: dicho de otro modo, él se rebajó hasta nuestra condición, haciéndose así visible para el ojo humano. Él se encarnó tomando la forma de un hombre.

Fue justificado en el Espíritu: El Espíritu de Dios bajó en forma de paloma y vino sobre él (Mateo 3:16).

Fue visto de los ángeles: una multitud del ejército celestial alabó a Dios cuando Jesús nació en Belén.

Fue predicado entre las naciones: Jesús ordenó a sus apóstoles: “Id, y haced discípulos a todas las naciones” (Mateo 28:19).

Fue creído en el mundo: “Agradó a Dios salvar a los creyentes” (1 Corintios 1:21).

Fue recibido arriba en gloria: “Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre” (Filipenses 2:9).

  • amen hnos. todo lo que ojo no vio ni oido oyo son las cosas que Dios guardo para nosotros y que son reveladas unicamente para los que creen .