AL BORDE DEL DESMAYO

” Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová, en la tierra de los vivientes”
( Salmos 27: 13 )

Cuando el golpe esta dado, solamente queda recibir las consecuencias.

Cuando la debilidad llega, no hay nada por hacer, lo que viene es la caída.

y cuando el golpe, la debilidad y la caída se juntan en nuestras vidas, nos parece que ya no hay nada por hacer, nada que nos pueda levantar, y ningún consuelo que venga en nuestro auxilio.

Los vientos invisibles generados por los demonios, nos murmuraran que somos un defecto de la naturaleza, un error humano, una fotocopia pálida de cristianos, o simplemente unos descalificados que no tenemos oportunidad a disfrutar de los beneficios de la fe y del reino de Dios.

Cuando el ataque ha caído con todo su poder, y las huestes de maldad con toda su inteligencia, han conspirado contra nuestra felicidad, habiendo dado en el blanco, con todas las emboscadas planeadas, que poco a poco nos fueron acorralando, corremos peligro de murmurar, porque el corazón se pondrá triste, y el alma arderá de fiebre.

Aun con toda la debilidad en la vida entera, con tu visión borrosa, aun tienes oportunidad, aun eres hijo de Dios.

Ya no luches con tus fuerzas, sabes que no tienes ninguna, ahora es tiempo de depositarte en las manos de Dios, ahora es el tiempo para que El te demuestre su poder.

Confiesa le que te sientes muy débil, muy empobrecido, muy abandonado, descalificado y objeto de burlas.

Dile que ya no puedes mas, que te sientes al nivel de los que ya no tienen vida, que envidias a las plantas y aun a las bestias del campo, porque ellas no tienen que ir a trabajar para alimentarse.

Cuentale a Dios todo lo que sufres, llora todo lo que puedas , hasta que tu espíritu encuentre la paz en Dios.

Por un momento deja de pensar en la cadena de problemas en los que te encuentras, y confirmaras la forma milagrosa en la que Dios, comenzara a levantarte; sentirás que tus propias raíces cobran vida, las ojeras comenzaran a desaparecer; tu cuerpo tendrá el color de un ser humano fuerte y todo lo que has sembrado florecera milagrosamente.

Luego sentirás deseos de vivir, los espíritus de muerte huirán de ti, y podrás decir, así como lo dijo David :

” Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová, en la tierra de los vivientes” ( Salmos 27: 13 )

Oración:

Padre Santo, gracias amado Dios porque siempre nos escuchas.

Ten misericordia de nosotros y ven a fortalecernos.

Ven amado Dios, y levanta al que esta débil, llenalo de tu amor y de tu poder. Sabemos que puedes hacerlo por amor a tu nombre, porque tu pueblo sufre mucho amado Dios. Y en los tiempos finales, los ataques se han aumentado y solamente tu, Dios nuestro, nos puede rescatar y darnos vida en medio de un mundo de muerte.

En el nombre de Cristo Jesús Amen y Amen.

José Luis Gonzalez

2 COMENTARIOS

  1. Para los hijos de Dios la vida se torna difícil cada día, porque tenemos que luchar contra las huestes domoníacas y aún contra nosotros mismos, contra nuestra carne; y solamente viviendo una vida en santidad creyendo que Jesús está con nosotros, podemos contrarrestas todos los dardos que el enemigo nos lance y salir avantes. El salmista David dijo también …”aunque ande en valle de sombra de muerte no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo”…Tengamos la plena seguridad de que anderemos en valle de sombra de muerte, pero lo que más importa es que el PODEREOSO GIGANTE va con nosotros.

  2. maravillas del SEÑOR que nos levanta y nos llena el corazon de contentamiento para seguir en el camino de la verdad HO SEÑOR GRACIAS POR TUS FUERZAS CADA DIA sin ti nada podriamos hacer hemos caido muchas veces tu siempre al lado nuestro para levantarnos gracias JESUS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí