EL DEVOCIONAL DIARIO – DIOS QUE TODO LO VE

Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero, y Jehová escucho y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová y para los que piensan en su nombre.

Malaquías 3:16

Aunque leo diariamente la Biblia, nunca había leído cuidadosamente las palabras de nuestro texto de hoy. Tiene muchas connotaciones importantes para los cristianos. Malaquías presenta un mensaje de esperanza y consuelo para los que son fieles a Dios. El profeta alienta a los que se esforzaban por hacer lo correcto con el pensamiento de que Dios anota cuidadosamente y recuerda el servicio consagrado de los suyos.
Quisiera detenerme hoy en el concepto del Dios que todo lo oye. ¿Qué deberíamos pensar ante esta realidad?

En primer lugar, cuando reconocemos que hay un Dios que escucha absolutamente todo lo que decimos, inmediatamente queda afectado todo lo que expresamos con nuestros labios. Desde la verdad más clara hasta las medias verdades y las inferencias maliciosas, ¿Has dicho algo negativo de tu prójimo? ¿Qué tal la reverencia hacia Diosí ¿Sostienes conversaciones de las que te abstendrías si Dios estuviera presente? ¿Y las reflexiones que llegas a expresar con palabrasí Aunque no se oigan, también ellas son “conversaciones” y “palabras” que Dios escucha; somos responsables de ellas. ¿Son buenasí ¿Hay algún problema en que Dios las escuche? Quizá creas que ha llegado el momento de realizar cambios en tus conversaciones. Hazlos inmediatamente, porque estás al servicio del Dios que todo lo oye.

En segundo lugar, deberías procurar relacionarte con personas que sean temerosas de Dios. De otra manera, ¿cómo podrías andar en «santas y pías conversaciones» ? Recuerda que «las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres» (1 Cor. 15: 33). ¿Quiénes son tus amistadesí Si buscas a alguien temeroso de Dios para que sea tu amigo, tu esposo, tu novio o tu novia, te evitarás muchos problemas.

En tercer lugar, ten cuidado, porque, al parecer, a veces nuestras palabras se convierten en oraciones sin saberlo. Además, nuestras palabras tienen efecto reflejo sobre nosotros, Encima, parece que las palabras del lenguaje humano se prestan más para expresar la mentira que la verdad. Sí hablamos mucho, va quedando un residuo de falsedad del cual no somos conscientes, pero del que somos responsables. ¡Cuánto cuidado deberíamos tener con nuestras palabras! Nuestro Señor dijo: «De toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio» (Mat. 12: 36).

Procura que todo lo que digas hoy sea digno de que Dios lo escuche.

  • QUE CONFRONTANTE REFLEXION DEVERAS Q SI MEDITAMOS BIEN EN ESTA PALABRA SERIAMOS MAS CUIDADOSOS EN LO Q DECIMOS COMO ME AYUDO ESTA REFLEXION LE PIDO AL SEÑOR Q ME AYUDE A PODER CUIDAR LO Q DIGO. GRACIAS AMIGOS POR ESTA REFLEXION Q BENDICION TENERLOS EN MI CORREO SON DE MUCHO IMPACTO EN MI VIDA

  • wwua, me da mucha alegria encontrar este pan espiritual, me fortalecen, me advierten , realmente tendre que pensar mucho antes de hablar para saber con conciencia que voy a hablar sobretodo por que ha quedado hoy con esta lectura del devocional diario que, DIOS ESCRUCHA TODO, todo ooooooo …….gracias mil, Dios les bendiga.

  • La reflexión de hoy es bastante confrontante, a medida que la iba leyendo sentía que tocaba lo más profundo de3 mí, pero quería seguir leyendolo… solo el temor y el amor a Dios nos puede ayudar a tener cuidado de lo que pueda salir de nuestra boca, hoy quiero que todo lo que declare con mis labios sea para bendecir a otros y para edificación mía.