De lo profundo… a ti clamo. Señor, oye mi voz;estén atentos tus oídos a la voz de mi súplica.
Salmo 130:1-2.

Devocional Diario – Una súplica desesperada

Cierta noche, un hombre bien vestido fue a ver a un creyente muy conocido. Con voz suplicante le pidió: –¡Sálveme! Como su padre había sido un bebedor empedernido, él mismo tenía aversión al alcohol. Pedía socorro porque dos o tres veces por año le sobrevenía la necesidad de beber; entonces debía emborracharse. Después sentía una profunda vergüenza. Pero simplemente debía hacerlo.

El creyente le preguntó: –¿Cómo puedo salvarlo, si usted mismo no lo puede hacer? Las cadenas del diablo son demasiado fuertes como para que yo las rompa. Su visitante se desplomó en el sillón y dijo: –¿No me puede decir otra cosa másí –Sí, fue la respuesta. Deberíamos buscar a Alguien más fuerte que Satanás. –¿Y dónde puede encontrarse alguien así?, preguntó el desdichado. El creyente sólo pronunció un nombre: ¡Jesús! Luego invitó al hombre a arrodillarse y suplicó al Señor Jesús que lo salvase por medio de la sangre vertida para la expiación de los pecados, y que lo librase de su adicción.

Desde ese día Satanás perdió su dominio sobre aquel hombre, quien aún tuvo fieras luchas y derrotas que le provocaban más vergüenza que antes, pero la adicción estaba vencida. El hombre sabía que corría peligro y que sin el Señor Jesús estaría nuevamente derrotado. Por eso debía entregarse en sus manos cada día. Y así lo hizo.

Querido lector, ¿existen cadenas que le impiden acercarse a Diosí ¡Acepte a Jesús como Salvador para que Él las quiebre!

4 COMENTARIOS

  1. Me llama mucho la atencion ya que asi me siento yo me siento encadenada y quiero liberarme, si quiero sentirme libre de mis ataduras. gracias estas lecturas me an ayudado mucho

  2. ” Qué hermoso es saber con Cristo Jesús podemos romper todas las ligaduras que nos han tenido atados, y que somos mas que vencedores por medio de su muerte en la cruz del Calvario. Sigamos adelante confiando que todas las asechanzas del enemigos son canceladas por medio de Jesucristo “.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí