Devocional-Cristiano-Espectadores

Devocional Cristiano – ¿ESPECTADORES?

El equipo hacía todo lo posible por alcanzar la victoria, pero al momento no lograba cambiar la situación. Faltaba muy poco para terminar el último partido del campeonato y los contrarios ganaban por tres puntos.

La tensión en el estadio era tremenda. Los aficionados que seguían la competencia desde las gradas no podían dejar de gritarles a los jugadores para que mejoraran el rendimiento. Aunque al principio habían comenzado con cantos de alegría y aliento, ahora usaban todo tipo de insultos para desahogar su enojo por la derrota que se tornaba más evidente con cada segundo que transcurría.

¡Finalmente no había más remedio! El referí hizo sonar el silbato indicando que el juego había llegado a su fin. Mientras los vencedores se abrazaban y celebraban la victoria, los perdedores abandonaban cabizbajos el campo de juego, acompañados por los silbidos de reproche que llegaban desde las gradas.

Cuando un periodista le preguntó a uno de los atletas qué pensaba acerca de los insultos y las críticas de los simpatizantes de su club, dijo en pocas palabras: -“Entiendo lo que sienten, pero hay que estar en la cancha para saber lo que se vive”.

En la vida ocurre lo mismo. Hay gente que opina acerca de todo, pero nunca se compromete con nada. Son personas que prefieren ser espectadores – ver, criticar y comentar – antes que convertirse en protagonistas.

Muy interesantes las palabras del apóstol Juan: “Conocemos lo que es el amor porque Jesucristo dio su vida por nosotros; así también, nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos”.*

Al mirar lo que digan o hagan los demás, haz lo posible por comprender antes que criticar. Muestra interés y ofrece tu ayuda cuando sea necesario. ¡No te quedes mirando!

Piensa en las veces que criticaste a los demás sin saber por qué actuaban de esa manera. Demostrar interés quiere decir pensar en las personas que te rodean e intentar averiguar por qué actúan de la manera en que lo hacen. ¡Te llevarás grandes sorpresas!

¡Buen Fin de Semana!

Por Christian Franco