Devocional-Cristiano-tomate-el-tiempo
Se cuenta una leyenda acerca de un rabí de una pequeña ciudad judía. El pueblo se reunió en la sinagoga la víspera de Yom Kippur (el día de expiación), pero cuando llegó el momento de comenzar el culto más importante del año judío, no encontraban al rabí por ninguna parte.

Durante el retraso, una joven madre fue a su casa a ver cómo estaba su hijita, a quien había dejado durmiendo. Para su sorpresa, vio al rabí sentado tranquilamente en una silla, con la niña en los brazos. Había pasado por la casa de la madre de camino a la sinagoga cuando escuchó llorar a la bebé y se detuvo a ayudar. Cargó a la niña en brazos hasta que se durmió.

Hay una lección para todos nosotros en el ejemplo del rabí y en el amor de Jesús por la gente (Mateo. 9:18-26). En nuestras agitadas y ocupadas vidas, tendemos a enredarnos tanto con nuestras propias preocupaciones que perdemos el sentido de la compasión por los demás. Debemos tomarnos el tiempo para observar y responder a las personas, ya sean niños pequeños, padres o creyentes mayores que nosotros.

En algún momento en medio de las demandas que tienes , tómate el tiempo de acariciar la mano de un creyente anciano, de consolar a una madre cansada, o de acunar a un bebé hasta que se duerma. -DCE

Marcos. 9:37

El que recibe en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí..

4 COMENTARIOS

  1. La Biblia dice que para todo hay tiempo, así que tomemos o esforcémonos en administrar nuestro tiempo en nuestras agitadas actividades de la vida diaria para descansar y ayudar a alguien, que al cabo nada malo nos pasará si lo hacemos, al contrario le servirá a alguien y a la vez a nosotros mismos.

  2. En estos tiempos el SEÑOR a ministrado mi vida con estos devocionales. aunque a veces no dejo comentario siempre los leo. bendiciones

  3. gracias por sumensajes de reflexion que son de mucha bendicion y le suplico que siempre envie. bendiciones
    atte su servidor juan
    fuerte abrazo.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí