Devocionales Cristianos – No mires de lejos a tus hijos

Agar partió y anduvo errante por el desierto de Berseba. Cuando se acabó el agua del odre, puso al niño debajo de un arbusto y fue a sentarse sola a cierta distancia, pues pensaba: No quiero ver morir al niño. En cuanto ella se sentó, comenzó a llorar desconsoladamente. Génesis 21:14-16

Que desesperación habrá inundado el alma de Agar, ya no sólo era el dolor por haber tenido que soportar la humillación de haber sido expulsada como si fuera menos que un animal, ya no era sólo la vergüenza por haber sido desterrada de una posición que en un momento parecía de privilegio y honor, su desesperación no tenía que ver con ella, como madre, lo peor le estaba ocurriendo delante de sus ojos, su hijo agonizaba.

El pan y el agua que el padre del niño les había dado, no les alcanzó por mucho tiempo, en medio de tanta soledad, en medio de un desierto tan grande, con el calor consumiendo su piel, secando las últimas gotas de su boca reseca, el agua sólo fue destinada para el pequeño, pero se acabó. Y ahora en medio de aquella orfandad, su pequeño empezó a sollozar.

No hay madre que soporte el llanto de su hijo, somos capaces de cualquier cosa antes que verlos sufrir; Agar debe haber hecho todo lo posible para aplacar el llanto de su retoño; pero, el llanto se volvió sollozo, casi un lamento silencioso, sin fuerzas por el dolor. Fue entonces que escapó, no podría soportar no poder hacer ya nada para aliviar el sufrimiento de su pequeño, pero igual, siendo todavía madre, a cierta distancia, miró de lejos y se derrumbó, ahora si estaba completamente sola, seca y marchita, el dolor de la soledad, era poderoso, parecía que le destrozaba las entrañas, que le desgarraba el corazón, entonces comenzó a llorar desconsoladamente, porque no soportaba creer que su pequeño tenía que morir.

Isaías 43:19 He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréisí Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.

Pocas veces he visto a una madre resignarse, nadie siendo madre, es capaz de mirar de lejos a un hijo a punto de sucumbir; Agar era madre, hizo todo lo que estuvo a su alcance, pero cuando ya no hubo salida, el único a quien podía acudir era a Dios.

Cuando Dios oyó al niño sollozar, el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo y le dijo: ¿Qué te pasa, Agar? No temas, pues Dios ha escuchado los sollozos del niño. Levántate y tómalo de la mano, que yo haré de él una gran nación.

Hoy también hay hijos que tienen sed, que fallecen por falta de alimento espiritual, sin embargo hay madres que ocupan tiempo en proveer cosas que no sirven, si tu hijo desfallece de sed en medio del desierto de la vida, ¿crees que ropa de buena marca lo ayudarán? ¿Crees que un juguete caro lo calmará? ¿Crees que el programa de T.V. lo entretendrá? Hay Hijos que desfallecen y sus madres viven en la ignorancia total de su verdadera necesidad.

Dios si está escuchando el llanto de nuestros hijos, sus oídos están atentos a la verdadera necesidad que demandan, él quiere usarnos a nosotras, madres, quienes los hemos traído al mundo, para que ellos cumplan el propósito de Dios. Ya es tiempo que cumplamos bien el papel dado por gracia divina, no te apartes, no escapes y a la distancia te quedes llorando inactiva y contemplando que termine muriendo por hambre de comprensión.

Cuida de la vida de tus hijos, ora por ellos con pasión.

Pastora Martha Bardales
Isaías 66:13 ”Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros”

  • Hermoso devocional, para reflexionar sobre el tiempo de calidad q le estamos brindando a nuestros hijos y si lo q le estamos dando material para distraer nuestra atencion d lo q realmente ellos necesitan espiritualmente por estar ocupados con nuestros propios problemas le demos la importancia q ellos requieren cada dia, son los futuros Cristianos q llevaran el mensaje a las proximas generaciones y deben estar Sanos internamente.

  • Quiero dar las gracias a la hermana Marta por este devocional tan profundo para aplicar en nuestras vidas, con respecto a nuestros hijos. Hoy en dia los hijos solo buscan satisfacer sus necesidades materiales y no las espirituales, pero Dios escucha la oracion de las madres que confian en el Señor, este es mi caso y ha sido la unica manera de cubrir a mis hijos bajo la sombra de Dios, no es facil cuando se es padre y madre, pero intentarlo hacerlo con Dios es de bendicion. Muchas bendiciones.

  • Es de bendicion para mi vida y para los demas tener este material en casa, me gustaria saber mucho mas de temas para jovenes, porque aprendo a guiar a mis hijos en el camino de Dios, bendiciones.

  • Felicitaciones! Su pàgina es muy interesante, buscando material para niños, me encontrè èsta pàgina que es de mucha bendiciòn, estos temas de mujeres me han impactado muchìsiiiiiimo, y lo mejor me confrontaron porque yo siempre he creìdo ser una buena mamà,pero no ha sido asì, sabrn lo que màs meimpresionò fue el tema de mala madre mal hijo.
    Abrazos y Bendiciones.

    • Silvia , siempre el amor se extiende hacia mas personas , es por esta razón que predicamos de diferentes maneras para alcanzarlas . Compartir de gracia lo que recibiste es lo que nos llenará de alegría ! . Bendiciones Miles y muchas gracias por comentar .

  • Felicitaciones! Su pàgina es muy interesante, buscando material para niños, me encontrè èsta pàgina que es de mucha bendiciòn, estos temas de mujeres me han impactado muchìsiiiiiimo, y lo mejor me confrontaron porque yo siempre he creìdo ser una buena pero no ha sido asì.
    Abrazos y Bendiciones.

  • me gusta mucho los devocionales que hablen y expliquen cosas a las familias, tengo un matrimonio de varios años..y cada vez aprendo más me encanta, sigan por favor explicando temas asi y de familia de los jóvenes nos enriquecen y nosotros podemos obrar con ellos. .

    gracias

  • Que aliento espiritual para no olvidar de orar por nuestros hijos, y guiarlos en el camino del Señor.bendiciones.