No tienen temor a Dios

Nunca me he imaginado a Dios como algunos parecen verlo: Un viejito bonachón especie de papá Noel, listo a regalar bendiciones, un Dios castigador lleno de cólera que te partirá con rayos y terremotos, un padre permisivo y engreídor, tolerante y hasta promotor de nuevas libertades a sus hijos independientes, otros lo ven como estrella de la farándula, una especie de dios moderno, entre rockero y salsero, que gusta de salsa, merengue, metal y hasta hip hop.

No sé de dónde han sacado otros que Dios debe ser una especie de empresario, socio de triunfantes que enseñan prosperidad ante todo, una especie de vendedor de loterías, otros creen que su dios es el jefe de su club y al que no le importa mucho si te das una canita al aire, un exceso con algo de bebida o fiestas, una mentira o el robo no le harán daño, porque “él no es religioso ni fariseo, más bien es amplio para perdonar”
“Dice el pecador: «Ser impío lo llevo en el corazón.» Salmo 36 ¡Claro que Dios ve las intenciones del corazón, pero por más que digas que las tuyas son las mejores, no son suficientes para excusar tu comportamiento que patentizan tu falta de temor a Dios!
“No hay temor de Dios delante de sus ojos. Cree que merece alabanzas y no halla aborrecible su pecado” El que no teme a Dios, esta ciego, puede leer la palabra, puede levantar sus manos y cantar Aleluyas, puede engañarse y certificar que sus fines son puros, pero lo peor de todo, cree que merece consideración porque su naturalidad y conceptos modernos merecen ser reproducidos. “Sus palabras son inicuas y engañosas; ha perdido el buen juicio y la capacidad de hacer el bien. Se aferra a su mal camino y persiste en la maldad”
“Más bien, entre tantos absurdos, pesadillas y palabrerías, muestra temor a Dios” Eclesiastés 5:7, Dios no es como estos personajes, el que no teme a Dios hace caricaturas de su Creador, conjetura mentiras del Dios Todopoderoso y se atreve a promocionar entre los ignorantes, palabrerías que reflejan la verdadera intención de su entenebrecido corazón, quiere ridiculizar al verdadero Dios para ser él, el primero.
“Tu maldad te castigará, tu infidelidad te recriminará. Ponte a pensar cuán malo y amargo es abandonar al Señor tu Dios y no sentir temor de mí —afirma el Señor, el Señor Todopoderoso—. Jeremías 2:19
Nuestro Pastor, el Padre Eterno y Soberano es Santo, Santo, Santo, todos debemos temerle, alabarle con gratitud, obedecer su Palabra completa, servirle inspirados en su ejemplo de dar, debemos seguir con el proceso que empezó en el nuevo nacimiento y seguir purificando corazón, cuerpo, alma y espíritu, completando así su propósito en el verdadero temor a Dios.
“Queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación”
Te animo a empezar esta semana con la firme voluntad de no permitir que tus emociones, egoísmo, o religiosidad le den a Dios una imagen distorsionada y mentirosa, ¡ten temor a Dios! Purifica tu mente, saca a escoria de tu corazón, arrepiéntete por haberte burlado de su santidad y empieza a temer a Dios.
Con celo por amor a Dios
Martha Bardales

  • Muchas gracias hermanos por todo el material que me han mandado,estoy muy contenta,por ver el ministerio que van extendiendo,por este medio.
    Que Dios les bendiga!!!!!!!!!!

  • hola hermanos, muy lindo el devocional, la verdd que algunas veces tratamos de justificarnos , y perdemos el temos hacia Dios, Bendiciones

  • Veo claramente la actitud de temor y obediencia, por demás correcta, que debemos tener ante nuestro Padre, mucha Palabra y el mensaje muy acertado, pero entonces ¿cómo es Dios para Usted?

    Porque veo que desdibuja lo que hemos escuchado de muchos pastores acerca de quién y cuál es la personalidad de Dios… ¿Cómo es eso de “Dios no es como estos personajes, el que no teme a Dios hace caricaturas de su Creador, conjetura mentiras del Dios Todopoderoso…” entonces ¿cómo es Dios para Usted?

    Yo SÍ lo animo “a empezar esta semana y todas con la firme voluntad de no permitir que sus emociones, egoísmo, o religiosidad le den a Dios una imagen distorsionada y mentirosa”, a escribir con estructura y a proponer más que criticar.