Reflexiones Cristianas Bíblicas – Adictos a la asombrosa gloria de Dios

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:13,14

El apóstol Pablo fue un “adicto” a la gloria de Dios. Por eso precisamente dijo: «Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor» (2 Cor. 3:18). En pocas palabras, venía a decir: «Ser como Jesús es mi ansiedad, mi búsqueda, mi desesperación. Me parece que nunca tengo suficiente de él».

Un adicto a una sustancia nunca está satisfecho; siempre necesita más. Cuanto más aumenta su nivel de tolerancia, mayor es la fuerza que lo impulsa a alimentar su hábito con una creciente cantidad de la sustancia en cuestión. No asombra que Pablo expresara el anhelo de su corazón de la siguiente manera: «Olvido lo que queda atrás. Prosigo, no cejo en mi empeño hasta alcanzar más cada vez». Probarlo una vez no fue suficiente. Un milagro no lo llenó. Acudir a la sinagoga no satisfizo sus ansias. Ni siquiera el encuentro camino a Damasco fue el final. El apóstol nunca estuvo satisfecho. Pablo fue adicto. Estaba para siempre poseído por el poder de Dios y por su gloria, como por un anzuelo del cual no podía desprenderse.

Dios anhela que su iglesia sea un ejército de adictos, de creyentes desesperados por ser transformados a la imagen de su Hijo.

Si tu relación con Dios y la devoción que le manifiestas han llegado a ser previsibles y aburridas, te desafío para que busques a una persona que no conozca a Jesús y compartas el amor que Dios ha derramado en tu corazón. Ese amor, que has recibido gratuitamente, debes compartirlo de la misma manera. Permite que el Espíritu Santo te tome. Él puede cambiar en segundos tu rutina y convertirte en un apasionado discípulo de Jesús.

Deja que el poder del Altísimo derribe las barreras de tu indiferencia religiosa. Comienza a gritar lo que Jesús ha susurrado a tus oídos. Di al mundo entero lo que el Señor ha hecho por ti. Sé un adicto a la gloria de Dios.

Grita hoy con voz de triunfo, y con la melodía de un dulce canto: «Jesús es el Salvador del mundo». Que se escuche en toda tu ciudad ¿Sabes qué sucederá? Un río de avivamiento fluirá en tu corazón. No esperes más. Experimenta hoy un avivamiento.

6 COMENTARIOS

  1. Gracias por que este es mi mayor deceo amar mas a mi Señor mas y mas cada dia y darle lo mejor de mi creo que muy pocos experimentamos ese sentimiento el desear amar mas a PAPA DIOS y por consecuente el amar tambien a aquellos que no lo conocen aun. Toma hoy la nececidad de amar. Deja que la Gloria de Dios te haga ganar .

  2. Gracias por esta reflexcion nos anima a ser cristianos verdaderos pues si CRISTO vive en mi debo seguir sus pasos llevando buenas nuevas de salvación a los que se estan perdiendo en el mundo
    Asi como nos asemos adictos a muchas actividades cotidianas mejor desarrollando una pacion por las almas ASI SEA

  3. Esta es la mejor y mas maravillosa adiccion que podemos experimentar, no mata mas que al viejo hombre, y nos hace mas parecidos a Jesus cada vez. Exelente articulo de mucha edificacion

  4. Señor quiero señor como tú cada día. Que tu amor refleje mi vida en todo momento. Que se lumbrera en cualquier lugar que ande. Quiero llenarme de ti cada día. Ayúdame porque sin ti no puedo !!!!

  5. MUCHAS GRACIAS POR SUS PALABRAS, A VECES ME SIENTO ASI ABURRIDA Y CANSADA POR EL TRABAJO Y LE DOY A DIOS LO ULTIMO DE MIS FUERZAS Y ESO ME HACE SENTIR MAL. ES VERDAD QUE AL HABLAR DE NUESTRO SEÑOR TRAE REGOCIJO Y GOZO. DIOS LOS BENDIGA

  6. Es tan importante para mi todas estas reflexiones que me mandan porque me ayudan a descrubir el misterio de Dios, tambien me ayudad a aclarar y despejar muchas dudas que me encuentro al paso de mi camino con Dios, hay muchas cosas por aprender y para esto es importante leer mucho, preguntar demaciado, para dar a conocer a la gente cuan grande es El. De antemano les agradezco la colaboración prestada, estoy en el liderazgo, por eso busco tanto de todas estas refleciones. muchas gracias y qu eDios los bendiga

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí