libertad_cristiana
Reflexiones Cristianas – El Goce De la Libertad

El Goce De la Libertad “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32).

Es conocida la historia de un duque italiano que fue a bordo de un barco de galera. Cuando pasaba por la tripulación de esclavos, preguntó a varios de ellos cual había sido el crimen que les llevara a servir en el barco como remeros.

Todos reclamaban diciendo que no tenían culpa alguna. El culpable era otra persona o el juez que había sido sobornado para condenarlos. De repente el duque paró delante de un joven, fuerte, que también estaba cumpliendo su pena. Al preguntarle lo que había hecho, él contestó: “Mi señor, yo he sido condenado justamente. Queria tener dinero y robé para satisfacer mi voluntad. Nadie fue culpable de eso, sino yo mismo”. El duque, al oír el relato del joven, lo agarró por el hombro y dijo: “¡Bellaco! ¿Que está haciendo aquí entre tantos hombres honradosí ¡Salga inmediatamente de allí!” El joven fue puesto en libertad mientras los otros permanecieron trabajando en los remos. (Spurgeon)

Muchas veces culpamos los otros por nuestros fracasos, por nuestra soledad, por la falta de dinero, por la pérdida de un empleo, por ser elejidos en favor de otra persona, por la situación difícil por qué pasamos.

No conseguimos ver nuestros errores. No reconocemos nuestros pecados. No comprendemos que, en la mayoría de las veces, la culpa es solamente nuestra. No percibimos cuan indiferentes somos, ignorando a Dios y perdiendo las bendiciones que Él ha preparado para aquéllos que en él confían.

Cuando nos colocamos , humildes, delante del altar del Señor, confesando nuestras fallas y pidiendo a Él perdón por nuestras malas actitudes, no por merecimiento, pero si por los méritos del nuestro Salvador Jesucristo, Él nos abraza, retira toda la condenación, nos ofrece la bendición de la libertad para una vida plena de alegría y dicha.

Reconozca sus errores, pida perdón y disfrute de la alegría de la libertad que solo Dios puede dar.

5 COMENTARIOS

  1. Adeido Cardoso Mesquita

    “PORTANTO, quedas sin disculpa quando juzgas, o hombre, quien quer que seas, porque te condenas a ti mismo en aquel en que juzgas a otro; pues tu, que juzgas, haces lo mismo.”Rm.2:1 Somos culpables y necesitados de la misericordia de Dios y cuanto más miramos a nosotros mismos más reconocemos nuestra necesidad. Pero gracias a Dios que nos limpia con la preciosa sangre de JesuCristo. Que Dios les Bendiga.

  2. Rubèn Antonio Juàrez Pacay
    La verdad perdura y la mentira perece, Dios siempre es justo con nosotro si le hablamos con la verdad, cuando le fallamos con mentiras y rencores solo para satisfacer un momento nuestro ego, reconozco que le he fallado pero quitandome mi sobervio hablando con la verdad a Dios, entonces habrà alegria en mi corazòn.

    Gracias por la reflexion, que Dios le bendiga.

  3. que Dios los continue bendiendo a todos gracias por esa maravillosa reflexion la cual es de bendicion patra mi vida y espero que me sigan mandando y que me tengan en oracion por mis estudios. gracias

  4. YES tienen razon muy pocas veces nos damos cuenta que los que fallamos somos nosotros pero meditando y quitando la colera de nuestro corazon seremos mas felices y nustra oracion al todo poderoso sera mas eficiente y escuchada.

  5. Excelente reflexion, agradeszco a Dios por esta pagina tan maravillosa, que atravez de ella, Dios habla a mi corazon.

    Muchas Gracias!!!
    Mi oracion es que Dios les colme de Sabiduria, Guianza a traves de su Espiritu Santo
    para edificacion del pueblo de Dios.

    Bendiciones abundantes!!!!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí