JohnOsteen

John Osteen – Que hacer cuando nada parece dar resultado – Parte 6

#4. -CUARTO, EXAMINA EL CAMPO DE BATALLA.

Si alguna vez el diablo te conduce al campo del razonamiento y a analizar tus síntomas, te derrotará todas las veces. Mantente en el campo de la fe y ganarás todas las veces.Examina el campo en el que luchas.

¿Estás tratando de luchar contra Satanás en el campo del razonamiento? ¿Estás luchando contra los síntomas y tratando de razonar el “porqué”? ¡DETENTE! Llénate de fe. Di lo siguiente: “No importa cómo luzca la situación. Puede que aparentemente esta situación no cambie jamás, pero Dios dice…” y cita Su Palabra.

¡CREE EN DIOS!

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11,1). Fe en la Palabra de Dios y fe en el Señor Jesucristo es la evidencia de lo que no ves con tus ojos y no sientes con tus sentidos.

#5 QUINTO, EXAMINA LA COMPAÑÍA QUE GUARDAS Y CON LA QUE CONFRATERNIZAS.

¿Guardas compañía constante con personas de fe? ¿Son tus compañeros o compañeras personas que confiesan la Palabra de Diosí Si te asocias con personas que no te apoyan en la fe, es posible que termines luchando por asirte a tu promesa.

Existe la posibilidad de que te vuelvas como las personas con quienes te asocias. Comparte con hombres y mujeres de fe. Desdeluego, ábrele tu corazón a todos y comparte el amor de Jesús, pero cuando des consejo, compartas, escuches y te exhortes, asegúrate de que has elegido aquéllos qué están establecidos en la Palabra de Dios y en la fe.

¡Tus oídos no son cubos de basura! Ten cuidado con lo que escuchas. Leemos en la Biblia ampliada, “Ten cuidado con lo que escuchas. La medida de pensamiento y de estudio que le des a la verdad que escuchas, será la medida de virtud y de conocimiento que regrese a ti, y además se te dará más a ti que escuchas” (Marcos 4,24).

No estés de acuerdo con la incredulidad y con la duda. Norecibas consejo de las personas que reprochan la Palabra de Dios.

¡DECÍDETE!

Haz lo que es correcto. No comprometas la Palabra de Dios. Si alguien te dice algo que te desanima, responde con la Palabra de Dios.

Cuando las personas te pregunten cómo te sientes, dales la respuesta de Dios: “Alabado sea el Señor, soy más que un vencedor. El gran Dios mora en mí. Soy la sal de la tierra y la luz del mundo. Soy la justicia de Dios en Cristo. Todo lo puedo en Cristo. Soy bendecido.”

No tendrás problemas con las personas cuando confiesas la Palabra de Dios, pues se acercarán a ti o te darán la espalda. Investiga tus compañeros y las personas con quienes compartes.

Continuará ….

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí