RELOJES

«SÓLO ERA CUESTIÓN DE TIEMPO»
por el Hermano Pablo

Voy a matar a mi padre —advirtió el joven de diecisiete años de edad.

Su amigo, también de diecisiete, le respondió, riéndose:

—No digas tonterías.

Y compartieron ambos un cigarrillo de marihuana.

—Voy a matar a mi padre —volvió a decirle el mismo joven al mismo amigo diez días después.

Así fue por varias semanas: siempre esa terrible declaración. Hasta que un martes 22 de febrero, Cristóbal Galván cumplió su intención. Mató de varios balazos a su padre Esteban Galván. Acto seguido, se mató él mismo. Fue así como se desarrolló este drama familiar, relatado escuetamente.

En más detalle, el muchacho, estudiante secundario, alto, rubio, bien parecido, vivía atormentado por problemas de personalidad. Además, era víctima del uso insensato de drogas como la marihuana, el crack y la heroína. Su madre había muerto de pena varios años atrás por el divorcio que había sufrido a manos de su padre, que era autoritario y exigente.

Ahí estaban el escenario y los elementos del drama, trágicamente dispuestos. Los personajes jugarían cada uno su papel impecablemente. ¿Qué era lo que hacía falta? El momento inevitable. El testimonio a la policía del amigo de Cristóbal, Jaime Carieri, lo explicaba todo: «Sólo era cuestión de tiempo.»

Aquí cabe hacernos la pregunta, franca y directa: ¿Será posible que se esté incubando en nuestro hogar un drama parecido? ¿Se estarán juntando los elementos letales que pueden desencadenar una tragedia? ¿Hay drogas en nuestra casa? ¿Hay licor? ¿Hay armasí ¿Hay irritación? ¿Hay encono? ¿Hay violencia?

Esos elementos, como hojas secas, se encienden con una sola chispa. La violencia suele estallar súbitamente sin que haya, al parecer, ninguna razón ni motivo. Y casi no hay hogar que esté inmune a ella.

¿Qué podemos hacer? ¿Cómo prevenimos una tragedia en nuestro hogar, en nuestra familia, en nuestra vida?

Lo cierto es que si no tenemos una relación íntima con el Señor Jesucristo, difícilmente tendremos la motivación para controlar esos momentos de crisis. Todos somos lo que es nuestro corazón. La Biblia dice: «De la abundancia del corazón habla la boca» (Mateo 12:34). Todo lo que somos y todo lo que hacemos viene de las intenciones, buenas o malas, de nuestro corazón.

Cristo quiere darnos un nuevo corazón. Él quiere perdonarnos y bendecirnos. Démosle, hoy mismo, nuestra vida. A cada uno nos hará una nueva persona.

Fuente:Conciencia.net

5 COMENTARIOS

  1. por eso es necesario que la iglesia de dios todos los hermanos en cristo yebemos la palabra de dios a esos hogares a esas familias, que no conosen el camino ,que no conocen la marabillas que dios tiene para ellos

  2. hola quisiera comunicarme con el administrador de esta pagina web para hacer algunas consultas es importante agradecere su respuesta por favor me envias el mensaje a mi correo dios te bendiga

  3. LLeno de dolor escribo al terminar de leer esta reflexion por esta tragedia ya que ha mi me sucedio algo paresido hace unos años atras en mi pais yo no mate ha mi padrasto pero le corte el rostro lleno de IRA y COLERA grasias aDIOS que hoy tengo a CRISTO en mi corazony me lo LLENO de AMOR al projimo AMEN.

  4. Son bien interesantes los mensajes del Hermano Pablo. Sin duda que un hogar donde la figura de Cristo no sea el centro está abocado a que sucesos como éstos puedan suceder. Tenemos que buscar del Señor antes de que sea tarde.

    Por otra parte me da curiosidad que aquí alla un link vendiendos Biblias Católicas a jóvenes. Es altamente conocido en las organizaciones de sana doctrina cristiana que esta religión enseña la idolatría como base doctrinal llena de imágenes, estatuas(ídolos), santería y hechicerías que son abominación A Dios. Promueven celebraciones paganas como la adoración a María, el día de los muertos, las candelarias, procesiones valadies (que no edifican a la persona), prenden velas a los muertos, enseñan un pulgatorio, que no existe en la biblia, hacen plegarias con letanias interminables que Dios no escucha. Promueven fiestas a patrones llenas de ron, droga y cerveza que hacen daño a la familia. Son falsos maestros que a muchos engañan.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí