kenneth_copeland_devocionales

Antes me enojaba con las personas sobre las cuales imponía las manos y no se sanaban. Un día estaba hablando con Dios acerca de esto. Él habló a mi espíritu y dijo: “La sanidad siempre viene”. Recuerdo que dije: “¿Cómo que la sanidad siempre viene? No todas las personas son sanadas”.

“Yo no dije que todos la reciben”, respondió. Luego me habló con firmeza, diciendo: “Yo cumplo mi parte, y he dicho que se recuperarán”.

Esas palabras me golpearon como una tonelada de ladrillos. Dios dijo que ellos se recuperarán. Él nunca miente. Si Él dijo que se recuperarán, entonces eso significa que la sanidad siempre viene. No es Dios quien la retiene, sino los que no la reciben.

Desde entonces, no he tenido ningún problema al imponer las manos sobre las personas y creer que van a ser sanadas. Ya sea que ellas se vayan sanas o no, yo solo permanezco en la fe por ellas. De hecho, sé que si esa persona, que se va enferma, llega a poner en línea su fe con Dios y conmigo (no importa que sea dentro de cinco años) se sanará.

Si ha impuesto las manos sobre alguien que no recibió la sanidad, no retire su fe para que no se corte el poder de Dios. Permanezca firme. Siga creyendo que “la sanidad siempre viene“, y quizá más adelante esa persona enferma decida estar firme y ponerse de acuerdo con usted.

Leer Escritura: Marcos 10:46-52 , si desea leer un Devocional Diario de Kenneth Copeland puede ingresar aquí : https://www.devocionalescristianos.org/category/kenneth-copeland

3 COMENTARIOS

  1. los doctores me han dicho que tengo metaxtacis pero yo creo que Jesucristo ya pago por mi y que la sangre de JESUCRISTO TIENE POER Y AUTORIDAD Y YO DECLARO QUE JESUCRISTO ME HA SANADO PORQUE POR SUS LLAGAS HE SIDO CURADA

  2. Creo firmemente que Dios es Soberano,estamos bajo el control de El y El hará en nuestras vidas conforme a su Voluntad.Bendiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí