devocional-diario-silencio-serDevocional Diario – En el silencio del ser

En medio de la lucha y tribulación, muchas veces lo que mas deseamos es tener un oido amigo para desahogarnos.Queremos conversar,hablar,exponer nuestros sentimientos y hasta llorar.Un Hombro amigo para llorar muchas veces es un don de Dios en nuestras vidas,no es verdad? aun que podamos saber que ese amigo o amiga no tiene el “poder” de resolver la situación, igual es muy bueno abrir nuestra boca y hablar,hablar, hablar ….

Aun sin tener a nadie para conversar, debemos de sentarnos y abrir nuestra boca por medio de la oración para hablar con Dios.El es aquel amigo que siempre esta con las manos extendidas para bendecirnos y con oídos atentos para oír. (Isaías 59.1) . Muchas veces, nuestro “hablar” se transforma en murmuración.No son pocas las veces que comenzamos a hablar con Dios y ese “hablar” viene cargado de quejas, de “Porqués” , de preguntas etc etc.Queremos hasta dar ordenes a Dios, para que el haga esto, o aquello según nuestra voluntad y no la de el !!

El profeta Jeremías en un momento de lucha,tristeza y grande pesar,hizo una declaración un tanto introductoria en relación a nuestra ansia de hablar,hablar y hablar: “Bueno es el Señor para los que esperan por el, para la alma que lo busca.Bueno es aguardar la salvación del Señor y eso en silencio” (Lamentaciones 3:25-26.)

Callarse cuando somos acusados ,callarse cuando somos injusticiados,callarse cuando queremos gritar por socorro ..Un desafió para aquellos que esperan en el Señor.Un desafió,mas con la seguridad de que aquel que tiene en las manos el control de nuestra vida, NUNCA,JAMAS perdió una batalla!! No sera la suya que el va perder !!

Es cuando tu callas, para de reclamar, de murmurar, de blasfemar,y entonces, abre la voz de tu corazón y comienza a adorarlo, pues como el habita en medio de la alabanza de su pueblo, su adoración,sera la casa del amado, y donde el vive, como dice una canción “No hay tristeza, no hay dolor,no hay lloro!” Aleluya!!

11 El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto.12 Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado.( 1 Reyes 19:11-12) Y es que el , El Señor hablo con Elias en el silencio de la brisa tranquila.Y en el silencio de tu ser es que el quiere hablar contigo hoy .

Escrito para www.DevocionalesCristianos.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí