devocional-rebeldes-rebeldiaDevocionales Cristianos – Rebeldes sin causa

1 Pedro 2:18-24;”Porque es digno de elogio que, por sentido de responsabilidad delante de Dios, se soporten las penalidades, aun sufriendo injustamente. Pero ¿cómo pueden ustedes atribuirse mérito alguno si soportan que los maltraten por hacer el mal? En cambio, si sufren por hacer el bien, eso merece elogio delante de Dios. Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos.

Hoy existe una creciente independencia, un terco desafío a toda autoridad que intente juzgar, corregir, advertir. Esta rebeldía egocéntrica va en aumento. Tenemos que ser diferentes al común del mundo y respondamos como se debe a la autoridad dada por Dios con una actitud de verdadera humildad. Saúl, el rebelde. Perdió su oportunidad por rebelde, tenía todo lo necesario, pero el problema fue él mismo. Era capaz de gobernar al pueblo, pero no su propia persona. En lo profunda de su alma había un caldero carnal hirviendo a fuego lento que arrojaba, egoísmo, celos y una obstinada rebeldía.

En 1 de Samuel 15: 1-3, 7-9 podemos ver claramente los rasgos de su obstinada desobediencia y rebeldía. Samuel no obedeció. Características de la rebelión:

4 características en la rebelión

1. Desafiar a la autoridad para hacer mi voluntad. Saúl no estaba confundido, era un insubordinado. ¿Así te sientes tú? Si piensas: “No quiero cumplir órdenes, yo tengo mis propios planes” Estás desafiando a Dios anteponiendo tus planes a los de él, cuidado. 1 Samuel 15:10-13

2. Encubrir con excusas el pecado de la rebeldía. Los que se resisten a la autoridad son maestros en excusarlo todo para esconder su pecado. “Las excusas son mentiras envueltas en la piel de la razón” 1 Samuel 15:11

Saúl se mintió a sí mismo: “Yo he cumplido la Palabra de Jehová” Los que se resisten a la autoridad no agotarán las excusas para lograr hacer lo que ellos quieren. Ellos están listos para demostrar que sus acciones tienen más sentido. Lo he escuchado por miles cada año que sirvo al Señor todo tipo de excusas:

Excusa para desobedecer a los padres

Excusas para salir de un trabajo seguro

Excusas para endeudarse más y más

Excusas para permitir libertades a los hijos

Excusas para tolerar a hijos desobedientes

Excusas para la fornicación

Excusas para el adulterio

Excusas para la violencia

Excusas para la depresión

Excusas para la mentira

Excusas y más excusas

3. Defenderse cuando es enfrentado con la verdad.

Saúl no fue vulnerable, no se arrepintió, no admitió su pecado, no fue humilde, no confesó ni se apartó del mal, sino que más orgulloso, más terco y quizás sólo un poquito avergonzado dijo: 1 Samuel 15:15 “el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlos a Jehová tu Dios, pero lo demás lo destruimos” ¡Fueron ellos!

Cuando te encuentras con un niño rebelde y no tienen el carácter de enfrentarlo, éste se volverá incontrolable, la madre típica de un hijo rebelde hace lo siguiente: negocia, amenaza, cede, se retuerce las manos, mira hacia otra parte, suspira, hace en todo menos disciplinar a su hijo necio. 1 Samuel 13:16-21

4. Se resiste a aceptar la responsabilidad de una mala acción. Saúl siguió negando las palabras de Samuel, se negó a ver el error de su conducta y encima ofreció algo a cambio para remediar la desobediencia. Esto me hace pensar en las típicas salidas “espirituales o evangélicas” que tenemos todos los creyentes (y por supuesto me incluyo) cuando no hacemos lo correcto: Típicas salidas evangélicas

– “He orado y tengo paz”

– Sé que Dios me perdona, su gracia siempre está lista a cubrir mis fallas, el entiende mi corazón, sabe mi intención.

– Quizás no hice lo que Dios quería, pero él acomodará todas las cosas porque tenía un plan perfecto inalcanzable.

– Nadie puede ser perfecto

– No debo sentirme mal, Dios no quiere que siga triste, El siempre cubre mis faltas y me da paz.

En un mundo decidido a salirse con la suya, resulta terriblemente difícil cultivar una actitud correcta hacia la autoridad. ¿Tú que eres padre o madre mantienes las riendas de la autoridad en tu casa? Tú que eres esposo, ¿mantienes tu lugar como cabeza de tu casa y además de provisión guías a toda tu familia, incluyendo tu esposa a hacer lo correcto y cristiano cada día? Ustedes saben que el carácter rebelde en los niños y adolescentes se engendra y se hace inaguantable en los hogares en que los padres han perdido el control, el espíritu rebelde de tu hijo puede cultivarse todavía más entre sus compañeros de los centros donde estudian porque son la mayoría de padres los que han abandonado su derecho de guardar vigilancia en sus hijos, si no refrenas una conducta desobediente estarás criando a un futuro Saúl.
Resistir a la autoridad es un animal salvaje agazapado detrás de una puerta, despierto a saltar y a caer sobre su presa. Aquellos que cuestionan la autoridad les aseguro un futuro difícil: El espíritu de Jezabel hace presa fácil de aquellos que luchan con la sumisión a los demás, mucho menos se sujetarán con un Dios que no ven.
Jeremías 42:6 “Sea bueno, sea malo, a la voz de Jehová nuestro Dios al cual te enviamos, obedeceremos, para que obedeciendo a la voz de Jehová nuestro Dios nos vaya bien”.

Martha Vílchez de Bardales