mayordamia-cristiana-pan-sobre-aguasDEVOCIONAL LA CENA DEL SEÑOR

Todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa,la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.1 Corintios 11:26.

El Espíritu Santo inspiró a cuatro hombres para describir la institución de la Cena del Señor: Mateo, Marcos, Lucas y Pablo. Cuando unimos estos relatos vemos claramente cuán grande es el privilegio que tenemos todos los hijos de Dios de celebrar esa Cena durante la ausencia de nuestro Señor.

Lucas describe esta institución de la siguiente manera: Jesús “tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí”. Mediante el partimiento del pan, Jesús quería aludir a su muerte por nosotros.

El Señor dio gracias antes de partir el pan. Esto nos indica que dicha comida debe estar unida al agradecimiento y a la adoración. ¿Podría nuestro corazón permanecer insensible y nuestra boca muda cuando se recuerdan los sufrimientos y la muerte del Señor?

Después que hubo cenado, Jesús tomó la copa. Pablo la llama “la copa de bendición” (1 Corintios 10:16). Esto significa que todas nuestras bendiciones se deben a la sangre vertida por nuestro Salvador.

Por medio de la institución de la Cena, Jesucristo dio un impresionante testimonio de su gran amor. Es el recuerdo de la muerte de nuestro Señor. Para nosotros esta comida es la oportunidad especial de conmemorar juntos su persona y sus sufrimientos. ¡Cuánto nos amó al darnos esa posibilidad de pensar todos juntos en Él!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí