devocional-InviernoDEVOCIONAL CRISTIANO – INVIERNO

“Mientras la tierra exista, habrá siembra y cosecha, frío y calor, verano e invierno, y días y noches.” Génesis 8:22 (NVI)

Hoy en Argentina comienza el invierno. Y se nota. El frío golpea las orejas y congela las narices. Se ve mucho sobretodo, bufanda y guantes en la calle. Nos cuesta más salir porque queremos evitar el frío. Pero sabemos que solo va a durar tres meses. Después volverá la primavera. Es un ciclo continuo y permanente.

Noé acababa de pisar nuevamente tierra firme. Después de largos meses de vivir en el arca con tantos animales, finalmente él y su familia dejaron de moverse al compás de las olas. Y después de armar un altar para invocar el nombre del Señor y agradecerle por sus cuidados, Dios les hace esta promesa. Nunca más iba a destruir a la humanidad con inundación y mientras la tierra exista, el ciclo de la naturaleza sería permanente.

A partir de entonces, Noé cambió su indumentaria cada tres meses guardando en el armario la ropa de abrigo cuando llegaba la primavera, para sacarla seis meses después. Inmutablemente, a pesar del cambio climático y de la contaminación que generamos, los ciclos de la naturaleza se siguen sucediendo como Dios ordenó.

El frío de hoy es un claro ejemplo de esto. Y esto nos alienta. Porque a pesar que este mundo esté bajo el maligno, y que no siempre la justicia triunfe, aunque la maldad y la violencia va creciendo cada día y la sociedad se torna más depravada y egoísta, Dios sigue manteniendo el control. El invierno llega después del otoño, y el calor cede ante en frío. Las cosas que dependen de Dios siguen su curso.

Lamentablemente, la única creación de Dios que tuvo el desatino de contradecirlo va de mal en peor. Solo el ser humano cometió la estupidez de pensar que podría ser más inteligente que el Creador y alentado por la serpiente quiso redactar sus propias reglas. Lastimoso error que hoy sigue teniendo consecuencias lapidarias. El pecado crece con impunidad aberrante y la maldad es cada vez mayor.

La lucha por mantener la santidad espiritual que Dios exige a sus hijos se hace cada vez más difícil y parece que es imposible de conseguir. El invierno vuelve a darnos un respiro de tranquilidad. Dios sigue teniendo el control. Y Él es más poderoso que todo.

REFLEXIÓN — ¿Tiene el control de tu vida?

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

2 COMENTARIOS

  1. Hola! Dany,
    Me gusta leer lo que escribes, eres muy sensato en ello y certero. Por eso te escribo a ti sobre esto. Porque si Dios es tan bueno nos amenaza con destruirnos a todos con cosas tan feas. Primero dejo que Cain matara a Abel, despues dejo que la serpiente engan~ara a Eva y ella a Adan. Los discipulos de Cristo, los que le seguian y le servian, murieron todos tragicamente, y la amenaza para nosotros de lo que nos espera si no nos portamos bien. Pero aun portandonos bien el sufrimiento y dolor tenemos que pasarlo, que nos espera? Y la matanza de los judios, su pueblo escogido? Hoy, se predica en las iglesias terror a Dios, no temor.
    Dany, escribe algo sobre esto, por favor, no soy yo sola la que espero tu respuesta.
    Bendiciones,
    Mrs: Aida Luz Gonzalez
    PS. Habria mucho que hablar de esto y yo busco verdad, no mentira.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí