PREDICAR Y APLICAR

“Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solo oidores, engañándonos a vosotros mismos” Santiago 1:22

Hace tiempo veía una película llamada HITCH “experto en seducción” (que por cierto… no es cristiana) en donde había un hombre que se ganaba la vida adiestrando y dando consejos de amor a hombres tímidos y penosos que no sabían que decirle a una mujer; las historias terminaban felices, el hombre tímido con la mujer de sus sueños y HITCH con una gran suma de dinero. Pero llegó el día en el que HITCH se enamoró y ni sus tácticas ni conocimientos valieron, pues fue igual o peor que aquellos hombres tímidos que no sabían que decir.

De acuerdo a esta historia y al versículo de cabecera vemos como abundan los HITCH de la palabra; escuchan, hablan, predican, dan consejos pero cuando tienen una situación propia que manejar no saben qué hacer. El predicar y aplicar no pueden separarse, deben ir de la mano y la clave para que la predica y la aplicación no se separe está en “activar la Fe sin ser facilista”.

¿Qué es un facilista de la Fe?

Dícese facilista de la fe a aquella persona que recibe una gran promesa y se sienta a esperar que ésta baje del cielo, como te bendecirá Dios con una casa si ni siquiera preguntas por ellas… Siempre que actives la fe y des un paso adelante Dios obrará; Moisés era gagagagagagogogooo y tenía miles de complejos pero dio un paso al frente y nada fue impedimento para que el plan de Dios se cumpliera; Gedeón no sabía que decir ante la promesa de liberación del pueblo pero dio un paso adelante y hubo victoria… y qué decir de David, él no se quedó en palabras, “dijo que la cabeza de Goliat caía y cayó xq Dios respalda al que aplica su palabra.

¡Activa tu FE y no limites el poder De DIOS y comenzaras a vivir no solo de palabras sino también de hechos!

RODOLFO CAMARILLO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí