Inicio » Cristianos » Reflexiones – Un Armario De Felicidad

Reflexiones – Un Armario De Felicidad

Reflexiones Cristianas – Un Armario De Felicidad

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).

Un esposo estaba mirando las camisas blancas colgadas en su armario. Examinaba los collarines para ver se estaban limpios. Su esposa estaba observando lo que hacía y le dijo:

“Si usted tiene alguna duda, es porque está sucia”.Ésta misma línea de raciocinio puede ser aplicada cuando tenemos dudas de si un algo está en lo cierto o equivocado.

¿Tenemos plena convicción de qué nuestras actitudes están correctasí ¿Ha habido alguna duda con relación a las alternativas que hemos escogido? ¿Estamos convictos de que el camino que estamos siguiendo nos llevará adonde queremos llegar? ¿Hemos tenido alguna duda sobre Dios y qué pasará después de nuestra muerte?

Nuestra vida solo será plena y abundante cuando estemos confiantes de que hicimos la mejor elección y que ésta nos conducirá a la dicha eterna. Mientras haya incertidumbres y nuestro corazón esté titubeante sobre la decisión tomada, podemos estar seguros de que algo aún está equivocado.

Cuando hacemos la elección por el Señor, las dudas desaparecen, las incertidumbres son sepultadas, la angustia no nos enoja más. Cristo es el Camino, la Verdad que liberta, la Vida que tanto ansiamos conseguir y disfrutar. Al recibirlo, no necesitamos más buscar manchas en los collarines de nuestras decisiones, pues, en el armario de nuestra felicidad solo encontraremos perchas llenas de bendiciones a nuestra disposición.

¿tiene usted alguna duda con relación a su porvenir? ¿Siente tranquilidad en las decisiones qué ha tomado? ¿Se ha alegrado y siente firmeza en lo que ha hecho para construir su felicidad?

Si su respuesta es “sí”, siga adelante. Si su respuesta es “no”, busque la dirección de Dios. Su armario estará arreglado y su alegría será verdadera y eterna.

2 comentarios en “Reflexiones – Un Armario De Felicidad”

  1. amen es cierto los que nos enseñan

  2. No hay nada más malo que un armario muuuuy desarreglado…y cada vez que lo abres se caen objetos y hasta cosas extrañas en tu cabeza. :) Te ha sucedido? A mi también…todos algúna vez hemos tenido un revolú en nuestros armarios. Qué bueno que conocemos ahora a Jesús y con la dirección de su Santo Espíritu nos ayuda a poner orden en nuestras vidas y sentirnos más felices. La mejor decisión, sin duda alguna, en la vida de cada creyente es la elección de Jesús como nuestro Salvador, nuestra verdad y nuestro único camino hacia la vida eterna.

    Bendecidos sean todos!

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte