Reflexiones – Encuentro con Jesús.

Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. Juan 6:34-35.

Al recorrer el evangelio según Juan constatamos que Jesús entró en contacto con personas de todas las condiciones sociales, ya fueran instruidos, como Nicodemo, o analfabetos como varios de los discípulos. Frecuentó igualmente personas importantes, como el oficial del rey en Capernaum (Juan 4), o excluidos, como un mendigo que era ciego de nacimiento. A todas estas personas Jesús las contactó en sus situaciones personales, se preocupó por sus problemas diarios, sus sufrimientos y sus aspiraciones.

El punto común de todas estas almas, tan diferentes entre sí, es que vinieron a Jesús y aceptaron hablarle de lo que era importante para ellas. No permanecieron en sus ideas o en generalidades, sino que se acercaron a él.

Por nuestra parte, si verdaderamente deseamos conocer a Dios, quien se revela por medio de su Hijo Jesús, debemos dar un paso personalmente. La fe cristiana no se reduce a una creencia o a una moral. Consiste en dar este paso hacia Dios, acudiendo a Jesús tal como uno es. Ser cristiano no es adquirir un saber ni forjarse una ética; es entrar en relación con aquel a quien Dios envió al mundo, “para que vivamos por él” (1 Juan 4:9).

No podemos ver físicamente a Jesús como los que le vieron cuando él estaba en la tierra, pero por la fe podemos conocerle de una manera interior y profunda. Como ellos, podemos creer y responder a su amor.

1 COMENTARIO

  1. Amen! una reflexion que nos hace reflexionar XD
    bendiciones a toda la famila!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí