DEVOCIONAL DIARIO – LAS AGUAS NO TE ANEGARAN

” Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegaran…” ( Isaias 43: 2 )

Todos nos preparamos para la vida, algunos lo hacen trabajando fuertemente, otros estudiando una carrera fructífera y algunos disfrutando de alguna herencia monetaria. A eso le prodriamos llamar, rutas para la vida, o formas de ganarse la vida.

Cuando recibimos a Cristo en nuestras vidas, se nos abre una puerta al Reino de los cielos, y comenzamos a disfrutar de los beneficios de la salvación, los demonios que nos atormentaban se van retirando uno a uno, nuestros pecados son perdonados, las enfermedades se van sanando, nuestro carácter se vuelve mas dulce y luego, también vienen los deseos de que mas personas, entren por esa maravillosa puerta.

En los momentos, mas plenos de nuestro caminar, o quizá aun, la noche anterior haya sido fabulosa, un día despertaremos con una mala noticia, o al llegar a casa, los ladrones hallan entrado, o junto con el cheque del salario venga una carta de despido, o el negocio estrella, en el cual se invirtió todo el capital, se pierde en una traición de los socios; los hijos lanzados al vicio, o la muerte del familiar que sostenía a la familia.

Tantas cosas que podrían venir a convertirse en aguas que amenazan con hacernos perecer; en aguas tan profundas que nos hacen perder el aliento, que no nos dejan ver el horizonte, y un manto negro como las tinieblas densas, viene a ser nuestro cielo.

En ese momento de angustia, tristeza, desaliento y aromas de muerte, llega nuestro Dios, con todo su poder, con todo su equipo celestial, a rescatarnos, a darnos vida, y a levantarnos. Porque El no nos creo para dejarnos morir anegados, sobretodo si somos sus adoradores obedientes, lo dice su Santa Palabra:

” Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegaran…” ( Isaias 43: 2 )

Y cuando Dios dice algo, lo dice para cumplirlo, porque El, es Justo y verdadero.

Oración:

Gracias Padre Amado, por tu Santa promesa de venir a rescatar a todos tus hijitos que en medio de las aguas tormentosas de la vida, enviamos un clamor, porque hay amenaza de morir anegados, pero creemos tu palabra y sabemos que vendrás en nuestra ayuda.

En el nombre de Cristo Jesús. Amen.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí