Inicio » Cristianos » MENSAJES CRISTIANOS – EL BESO

MENSAJES CRISTIANOS – EL BESO

MENSAJES BIBLICOS CRISTIANOS – EL BESO

 

“Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.” Efesios 1:6 (RV 60)

Dios nos hizo aceptos en el Amado [Cristo]. La palabra acepto significa: altamente favorecido. Es diferente al uso de esta palabra en nuestro idioma, la cual representa: recibido como aceptable, lo que implica algo que puede ser soportado. La aplicación que Pablo le da a la palabra “aceptos” se traduce así: Dios nos ha favorecido altamente. Somos muy especiales para Él porque estamos en nuestro lugar en Cristo. Y lo hizo por su sacrificio en la cruz.

La parábola del hijo pródigo nos provee de una poderosa ilustración de la aceptación que viene cuando se nos da una posición celestial en Cristo. Usted conoce la historia: Un joven le pidió a su padre la herencia que le correspondía y la derrochó al llevar una vida pecaminosa. Luego, una vez que se fue moral, emocional y físicamente a la quiebra, pensó en su padre.

Las Escrituras nos dicen que este joven quebrantado estaba lleno de dolor por su pecado y clamó: No soy digno. He pecado contra el cielo y contra tí. El hijo pródigo se dijo a sí mismo: Me levantaré e iré a mi padre. Él estaba ejercitando la bendición de tener acceso, su privilegio de poder acceder al padre. El hijo pródigo había vuelto en sí, se dio cuenta de sus errores y estaba caminando en arrepentimiento para acceder al beneficio que su padre podría darle. La culpa era una pesada mochila.

Pero la verdad que Pablo nos presenta por Jesucristo se grafica en la actitud del padre: Cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. No hubo reclamo, ni reproche. El padre lo aceptó como estaba.

En este día donde se celebra y recuerda a los padres, tal vez no tuviste con quien festejar; o hubieras preferido no hacerlo; tal vez recibiste de tus hijos y esposa un hermoso regalo, besos y abrazos (como los que me dieron Connie y Juampi), o tal vez solo recibiste silencio y olvido.

Cualquiera sea tu situación, Dios vuelve a recordarte que Él es tu Padre que te acepta, y te ama. Te espera con los brazos abiertos y jamás te rechaza. En su día, dale a Dios un regalo por ser tu Padre.

REFLEXIÓN – Dios siempre te besa.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Deja un comentario

17 Compartir
Comparte17
Tweet
WhatsApp
Comparte