DEVOCIONAL DIARIO – LA FUERZA

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos ha venido avanzando contra viento y marea, y los que se esfuerzan logran aferrarse a él.” Mateo 11:12

Jesucristo comentó la necesidad de tomar el Reino de los Cielos utilizando la fuerza y el esfuerzo. Parecería una contradicción que aquello que se recibe por Gracia, deba ser tomado por la fuerza. Pero el sentido que Dios le dio a estas palabras, era un desafío a los hombres a tomar coraje para enfrentar el reto divino a vivir en una dimensión diferente a la de los humanos comunes y corrientes.

Dios demanda fortaleza para tal fin. No desafía a mediocres ni a pusilánimes. Dios le propone a personas decididas y con convicciones fuertes a que se aliñen con los parámetros divinos y sean diferentes.

Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aun con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa, “Estoy bien” Una persona fuerte sabe Dios es bueno, a pesar de las circunstancias que tenga que vivir. Y también confía en Dios porque sabe que el cambio viene. Dios ve tu tristeza y prometió que los tiempos duros van a pasar. Pero son necesarios para generar mayor fortaleza.

Por eso nos alienta el profeta cuando nos pide: Pon al Señor en el primer lugar de todas las cosas, y El coronará de éxito todos tus esfuerzos.

Quien te lastima te hace FUERTE,
Quien te critica te hace IMPORTANTE,
Quien te envidia te hace VALIOSO,
Y a veces es divertido saber que aquellos que te desean lo peor. . . tienen que soportar que te ocurra LO MEJOR!!

Es tiempo de tomar la decisión de actuar con poder y convicción. El enemigo intentará hacerte caer, va a intentar que bajes los brazos y tires la toalla, no se lo permitas. Sus artimañas te harán más fuerte, más importante y más valioso. Y Dios va a sostenerte para que no decaigas. Dios te necesita fuerte y confiado. Los débiles se quejan y abandonan, solo los decididos llegan a la meta.

Aferrate al reino de Dios, desafía tus limitaciones. Dios es especialista en imposibles, Él tiene el poder absoluto, no hay nada difícil para Él

REFLEXIÓN – ¿sos fuerte?, demostralo.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany