EL PRUDENTE EN LA BIBLIA

“El prudente ve el peligro y lo evita; el inexperto sigue adelante y sufre las consecuencias.” Proverbios 27:12 (NVI)

Recibí de la Cruz Roja Internacional este mensaje por mail y me pareció importante compartirlo:

Los trabajadores de las ambulancias y de las urgencias médicas se han dado cuenta de que los heridos en accidentes de carretera o los enfermos que llegan inconscientes a los servicios de urgencias, llevan consigo un teléfono móvil.

Sin embargo, estos profesionales de la medicina, a la hora de llamar a los allegados del enfermo o accidentado, no saben a qué número llamar de la larga lista de contactos que suele haber en un teléfono móvil.

Por ello, lanzan la idea de que todas las personas añadan a su agenda del teléfono móvil el número de la persona a contactar en caso de emergencia, bajo el epígrafe de AA Emergencia.

Las letras AA son para que el epígrafe aparezca siempre como primer contacto en la lista.
Es sencillo, no cuesta nada y puede ayudar mucho. Si te parece bien, pasa este mensaje al mayor número posible de personas. Es un dato que registramos en segundos y puede ser nuestra salvación.

Me pareció un muy buen aviso para circularizar y para estar atento. Mientras lo leía me acordé de el consejo de Salomón. Inexperto también puede traducirse como necio, tonto o inmaduro. Y la advertencia del hombre más sabio del mundo es que tengamos cuidado. Los tontos no ven venir el problema, y sufren las consecuencias.

Pero la persona prudente ve el peligro y lo evita. Nadie quiere que le vaya mal. Deseamos el éxito y la bonanza. Solo los sadomasoquistas disfrutan con el dolor (y son una pequeña minoría), la gran mayoría de nosotros lo evitamos.

Pero esta regla tan común en la vida cotidiana, la olvidamos de aplicar en la vida espiritual. Dios es bien claro cuando nos advierte de la imperiosa necesidad de evitar el pecado. Parece bueno, parece divertido, parece ideal; pero siempre daña. Muchos tontos creen que pueden jugar con el pecado y salir sin daños. Y solo recapacitan cuando ya es tarde. Preguntale a tu amigo que comenzó probando la droga creyendo que podía dejarla cuando pudiera.

Seguí el consejo de la cruz roja, está alerta porque el peligro del pecado siempre viene. Si estás preparado vas a poder evitarlo.

REFLEXIÓN – No seas tonto, estás avisado.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí