Cristiano – ¿Quién eres de verdad?

“.SE QUITÓ EL MANTO QUE LE CUBRÍA.” (Juan 13:4 Castilian)

¿Tienes miedo de que si la gente conociera al “verdadero tú” no te aceptarían? O que si bajaras la guardia saldrías malparado?

Si creciste en los años 60, tal vez recuerdes la canción “Eleanor Rigby” de los Beatles. Esta mujer es alguien que se aísla voluntariamente tratando de perderse entre la multitud. La canción habla de ponerse “la cara que [guardamos] en un tarro junto a la puerta”. Intentar a cada momento parecer “normal” puede resultar agotador. La Biblia dice que Jesús: “.Se quitó el manto que le cubría. y se puso a lavar los pies a los discípulos (Juan 13:4-5 Castilian). Estaba dispuesto a ser transparente y dejar que vieran a la persona auténtica.

Alguien escribió: “Es mucho más fácil desvestirse en un lugar donde todos se desvisten, como en los vestuarios después de un partido de fútbol, que hacerlo en una sala de reuniones donde hay otros ejecutivos, aunque éstos sean las mismas personas con las que vas al gimnasio. No se trata, pues, de quiénes son, sino del hecho de que tu “zona de comodidad” se destruye cuando sientes que tú eres el único que se desnuda. Jesús nos dejó un buen ejemplo. Se levantó después de la cena y comenzó a desvestirse enfrente de unos hombres que seguían con todas sus ropas. Nuestro problema. es que no queremos que nos vean como el único con necesidades y problemas. Pero el temor a ser diferente te puede encerrar en la cárcel del fingimiento.

Jesús dio un paso que pocos nos atrevemos a dar: se despojó de su manto (su imagen) enfrente de sus colaboradores, a quienes quería inspirar. El verdadero ministerio comienza en el momento en que dejamos de querer impresionar a nadie y decimos: ‘Éste soy yo’.”