Devocional Cristiano – ¿Triste o Gozoso?

Los versículos de hoy son la conclusión de dos encuentros relatados en la Biblia.

En el primero un joven acudió a Jesús y le preguntó qué debía hacer para tener la vida eterna. La respuesta es clara: si uno verdaderamente quiere hacer lo necesario para adquirirla, debe cumplir toda la ley mosaica, no sólo el 99% de los mandamientos de Dios. “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos (Santiago 2:10). Pero esto es imposible para el hombre, hace siglos que Dios lo constató. Por eso Jesús le dijo: “Vende todo lo que tienes… y ven, sígueme, tomando tu cruz” (Marcos 10:21). El joven no pudo decidirse a hacer esto. Para él sus riquezas tenían más valor que la vida eterna que pensaba adquirir. Y se fue triste…

En el segundo se trata de un importante dignatario del reino de Etiopía que volvía de Jerusalén, adonde había ido a adorar. Dios, quien conocía su corazón, le envió al evangelista Felipe para instruirlo. Éste le anunció a Jesús, aquel a quien el profeta Isaías describe como el que llevó nuestros pecados (Isaías 53:5). El etíope comprendió el mensaje de gracia, entendió que lo único que hay que hacer es aceptar el perdón divino, y pidió ser bautizado, como testimonio de su fe. El resultado fue inmediato: “siguió gozoso su camino”.

El lector también puede tener esta experiencia. Crea en Jesucristo; él quitará la tristeza de su corazón y lo llenará de felicidad.

  • gracias señor por hablarme oy me sentia tan triste pero voy a creer en ti y tu haras lo que tengas que hacer contra mis enemigos nuevamente Gracias Dios por darme esta palabra en el mometo preciso