Inicio » Cristianos » Devocional Cristiano – Encontrar al candidato idóneo

Devocional Cristiano – Encontrar al candidato idóneo

Devocional Cristiano – Encontrar al candidato idóneo

“…AL AMADO FILEMÓN, COLABORADOR NUESTRO” (Filemón 1:1)

Pablo llamó a Filemón “amado y colaborador nuestro”. Está claro que Pablo había encontrado a la persona idónea para el trabajo. ¿Cómo se consigue encontrar al candidato ideal? De diferentes formas, como por ejemplo:

1) Apreciando su singularidad. Fred Smith expone: “Una de mis empleadas se dedicaba a combinar tinta de diferentes colores. A veces se le salían las lágrimas de emoción cuando conseguía un azul muy especial. ‘¿No es un color divino?’, preguntaba. Nunca entendí por qué algo tan “banal”, como cierto color azul, significara tanto para ella; no obstante, lo único que yo tenía que hacer para que siguiera motivada era compartir su emoción y apreciar su trabajo.”

2) Conociendo sus capacidades. Si un músico tiene escaso talento, es un error y un prejuicio asegurarle de que llegará a ser un Mozart. Es bueno motivar, pero el deseo tiene que ir unido a la capacidad.

3) Sabiendo cuánta responsabilidad son capaces de manejar. Algunas personas pueden encargarse de muchas cosas, pero no ser los máximos responsables. Hay algo en su forma de ser que dice: ‘No quiero toda la carga, necesito apoyarme en alguien y dar cuentas a alguien.’

4) Dándoles una buena reputación, la cual desean mantener. Escribe un hombre de negocios: “Uno de mis jefes solía elogiar a sus empleados, y tales elogios llegaban nuestros oídos… eso nos hacía trabajar mejor para que tuviera más cosas buenas que decir; uno está dispuesto a trabajar duro por mantener la buena reputación.”

5) Conociendo sus deseos profundos. Cada individuo anhela cosas diferentes. Uno de los secretos para identificar tales deseos es ver lo que a la persona le motivaba anteriormente, porque, por lo general, seguimos anhelando lo mismo. Si conseguimos calmar esa sed, la motivaremos.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte