DEVOCIONAL CRISTIANO – SIEMBRE UNA SEMILLA Y VÉALA CRECER

Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola lo compararemosí Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra; pero después de sembrado, crece, y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra. Marcos 4:30-32

Jesús dice que el reino de Dios es como un grano de mostaza que se siembra en la tierra. Después de sembrado, dice Él, el grano crece.

Note que Él no dice que el grano a veces crece ni que crece si es la voluntad de Dios, sino que dice: “Crece, y se hace la mayor de todas las hortalizas”, punto.

La economía de Dios no es como la nuestra. No está arriba un día y abajo el otro. Siempre es la misma y funciona perfectamente. Si usted tiene buena tierra, buena semilla y buena agua, va a tener crecimiento; es inevitable. Por lo tanto, si está pasando por alguna necesidad, no se desvele, siembre una semilla.

Esa semilla puede tener la forma de dinero, de tiempo o de algún otro recurso que usted tenga para dar. Pero no importa la forma que tenga la semilla, ponga su vida en ella y dela con fe y llénela de alabanza y adoración, diciendo: “Señor, al traer a ti mis bienes, me traigo a mí mismo. Me entrego a ti en espíritu, alma y cuerpo”.

Ore por esa semilla. Llénela de fe, de adoración y de la Palabra; luego siémbrela. Tenga la seguridad de que crecerá y se hará muy grande.

Escritura Devocional para leer:
Marcos 4:30-32

Texto Bíblico Devocional:
Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola lo compararemosí Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra; pero después de sembrado, crece, y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra

  • Me parece muy bueno el devocional de hoy. Estoy completamente seguro de que nuestro Padre, Dios, empezará a bendecir la economía de sus hijos hasta que nuestro corazón accione de acuerdo a Su voluntad. Así de esa manera no nos olvidaremos de El en los tiempos de abundancia cuando creamos que su ayuda ya “no” nos es tan necesaria.
    Que Dios les continue bendiciendo.
    3 Juan 1:2: Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así COMO PROSPERA tu alma.

    • Wilson, exacto es el deseo del Padre prosperarnos SIEMPRE en cada área de nuestras vidas. Gracias sean dadas a Jesucristo por que como dice la Biblia : El se hizo pobre para que nosotros fuésemos enriquecidos en Todas las cosas y en todos los ámbitos . Dios es maravilloso!! . Bendiciones Miles y gracias por comentar .