Reflexion Cristiana – Discusiones Inútiles

“… porque él hace la obra del Señor así como yo” (1 Corintios 16:10).

Jerry Falwell estaba teniendo una discusión teológica con otro ministro que estaba con mucha ira. Después de una discusión después otra, Falwell dijo: “Está bien. Nosotros solo concordamos en discordar. Lo que realmente importa es que estamos haciendo la obra del Señor, usted de su manera y yo da de Él.”

Parece chistoso el modo como dos hombres que se decían obreros del Señor contendían sus opiniones. Uno de ellos hasta parece querer mostrar un acuerdo, pero, sin dejar de encerrar la discusión diciendo que tenía razón.

Y, en verdad, ¿cuál de los dos tenía razón? ¿Cuál estaba correcto? ¿Cuál estaba desempeñando mejor la voluntad de Diosí

Creo que muchos de nosotros experimentamos situaciones semejantes. Comparamos nuestros pensamientos a los de otros.
Comparamos nuestro trabajo cristiano a lo de otros.

Comparamos nuestra santidad a la de otros. Comparamos nuestra vida espiritual a la de otros hermanos… Creemos que somos superiores en todo y que interpretamos mejor lo qué el Señor anhela a nosotros. ¿Tendríamos razón?

Dios tiene Sus planes y Su forma de actuar. Él nos escogió y nos usa como quiere. A unos Él usa de una forma y a otros de
forma diferente. Cabe a nosotros dar lo mejor que tenemos y servirlo de tal manera que engrandezcamos su santo nombre.

No tenemos que concordar o discordar con nuestros hermanos.
Tenemos, sí, que concordar con el Señor y seguir Su Palabra.

Si buscamos obedecerlo, entonces alegraremos Su corazón y el nuestro se llenará de regocijo y dicha.

No pierda, por tanto, su tiempo con discusiones inútiles.
Haga su parte… y bien. En cuanto a lo más, deje que el Señor juzgue por Sí mismo.

“… porque él hace la obra del Señor así como yo” (1 Corintios 16:10).