Cristiano, Vence el perfeccionismo

“NO QUE LO HAYA ALCANZADO YA…” (Filipenses 3:12)

Si no tienes cuidado, el perfeccionismo te robará la paz, y también el gozo de los logros obtenidos hasta el momento. El fabricante de artículos deportivos Fila usó una página entera de un periódico para homenajear a Grant Hill, portavoz del equipo All Stars de la NBA (selección de las mejores estrellas del baloncesto estadounidense). El anuncio quería resaltar al mismo tiempo las presiones bajo las cuales se encuentran los jóvenes de hoy para ser perfectos.

La publicidad consistía en una foto de Hill rodeado de este texto: “Este año Grant Hill fue el mejor del equipo en canastas marcadas, en rebotes, en asistencias y robos de pelota, hizo que su equipo llegara a la final, ganó todas las votaciones del equipo de All Stars, se aseguró un puesto en el equipo olímpico, no golpeó a ningún árbitro, no demandó la extensión de su contrato, nunca llegó tarde, siempre fue amable, no abandonó a sus antiguos compañeros de escuela, hizo caso a su madre, le dio un regalo al portero por Navidad, hizo su cama todos los días, prometió tardar menos en la ducha para conservar agua, durmió lo suficiente, no mató ni a una mosca, fue sensato, usó envases de papel y no de plástico, apareció totalmente vestido en las entrevistas, mejoró su vocabulario, fue consciente de sus bendiciones, elogió a sus compañeros de equipo, puso monedas en los parquímetros de extraños, dejó su termostato a 20º C, predicó con el ejemplo, prestó atención a los anuncios de seguridad de las azafatas de avión, donó un riñón –y prometió ser mejor el año que viene.”

Ahora en serio, siempre habrá áreas de tu vida que necesiten mejorar; nunca lo habrás “alcanzado” todo. Pero eso no significa que no puedas detenerte para saborear el momento, o celebrar la distancia recorrida y decirte a ti mismo: ‘No soy aún lo que me he propuesto ser, pero soy mejor que antes. Me siento bien, y voy por buen camino.’

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí