Ataque personaCristianos, que debemos hacer cuando estamos siendo atacados

“Torre fuerte es el nombre del Señor…” (Proverbios 18:10 RV1960)

Martin Niemoller había sido capitán de un submarino y fue uno de los oficiales alemanes que se manifestó en contra de Hitler. No es de sorprender que fuera arrestado y encarcelado por ello. Mientras se dirigía al tribunal, pasando por un túnel, oyó estas palabras: “Torre fuerte es el nombre del Señor; A Él correrá el justo, y será levantado” (Proverbios 18:10 RV 1960). Niemoller se quedó estupefacto. No había nadie alrededor que las pudiera haber pronunciado. ¿Acaso era Dios hablándole de forma audible? No importó el medio usado, sino que Dios usó su Palabra para alentar a uno de sus hijos. Por lo visto, un guardia cristiano, quien sabía que la acústica del túnel hacía que si alguien susurraba algo en la pared del túnel, esto se oiría más adelante, había citado el versículo.

Niemoller fue absuelto, pero siguió en la cárcel otros siete años más. Cuando el abogado defensor preguntó: ‘¿Cómo es posible encarcelar a alguien que ha sido absuelto?’ Hitler respondió: ‘¡Porque es mi prisionero!’ Jesús dijo: “…Cuando por mi causa os insulten, os persigan y digan toda clase de mal contra vosotros… Gozaos… porque vuestra recompensa es grande en los cielos…” (Mateo 5:11-12).

Charles Swindoll escribe: “Cuando te castigan por hacer lo bueno, estás rodeado de “una gran nube de testigos” (Hebreos 12:1)… hombres y mujeres fieles que extendieron el Reino e hicieron del mundo un mejor lugar… con gran costo personal… Anímate… porque estás peleando en el bando de los victoriosos.” La Biblia dice: “…Todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Timoteo 3:12). En el momento en que se cerró la puerta de la celda, Niemoller se unió a una liga de santos distinguidos, dispuestos a padecer en esta vida para poder reinar con Cristo en la venidera.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí