El corazon de DiosDios te ama locamente !!

“MIRAD QUÉ GRANDE ES EL AMOR DEL PADRE…” (1 Juan 3:1 Castilian)

Dios sabe todo acerca de ti, incluido tu pasado, tu presente y tu futuro; no se le escapa nada. Sabe tu nombre: “…No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú…” (Isaías 43:1). También sabe tu dirección: “Yo conozco… dónde habitas…” (Apocalipsis 2:13). Pero lo más increíble es que aunque sabe todo de ti, aun así Él te ama. No dice: ‘Te amo si…” No hay condicionantes en el corazón de Dios. Su amor por ti existe desde antes de tu nacimiento y existirá después de tu muerte. “Mirad qué grande es el amor del Padre, que nos llamamos hijos de Dios, ¡y lo somos!…” (1 Juan 3:1 Castilian)
¿Quiere decir, entonces, que a Dios no le importa lo que hagamos o digamosí No, amor sin condición no significa amor sin preocupación. A veces confundimos el amor incondicional con la aprobación incondicional. Dios no aprueba la traición, el egoísmo, el orgullo, la falta de honradez, la lujuria, el resentimiento, ni cualquier otro pecado, porque todos ellos representan lo opuesto del amor que Dios quiere inculcar en nuestros corazones. El amor incondicional de Dios significa que Él sigue queriéndonos, aun cuando fallamos gravemente y que nos espera como el Padre esperó el regreso de su hijo pródigo. Es importante que nos aferremos a la verdad de que Dios nunca deja de amarnos, ni siquiera cuando le duele nuestro mal comportamiento. ¿Por qué es tan importante esta verdad? Porque el amor de Dios es como el imán que nos va a traer de vuelta a Él cada vez que nos apartemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí