La Sanidad InteriorSanidad Interior – Mentalidad Antidepresiva 1

 

Pasaje clave: Génesis 11:31-32.

 

El siguiente test es para determinar si alguna vez hemos sufrido o si sufrimos actualmente de depresión. Marcar SI o NO con una X según corresponda.

SI NO
¿Se ha sentido triste, afligido, desdichado, últimamente?
¿Ha perdido el interés por algunas cosasí
¿Tiene la impresión de que va a suceder algo terrible?
¿Desearía alejarse de la gente, e incluso de las personas que le son más próximasí
¿Ha perdido, al menos en parte, la confianza en sí mismo?
¿Está preocupado por su salud física?
¿Siente que su energía habitual ha disminuido?
¿Tiene alteraciones en su ritmo habitual de sueño?
¿Ha aumentado o disminuido de peso?
¿Ha disminuido su interés por el sexo?
¿Ha sufrido usted antes oscilaciones en su estado de ánimo?
¿Tiene dificultad para concentrarse?

Si tres de las afirmaciones obtuvieron un “si” por respuesta, significa que alguna vez has sufrido de depresión. Es importante notar que la depresión es una enfermedad terrible que sufre el 10% de la población del mundo. Una de cada cinco personas en nuestro país tiene depresión.

La depresión no distingue edad, religión, cultura, clase social, estado civil, etc. Se considera que en nuestro país cada tres mujeres con depresión, un varón sufre la misma enfermedad. Se considera que este resultado de las estadísticas depende mucho del hecho que las mujeres expresan más fácilmente lo que les pasa.

La depresión es una enfermedad. Por eso tenemos que saber distinguir un “bajón” de una depresión. Cuando uno se levanta y está triste o cansado por algo, eso es normal; es un “bajón” que dura unas horas, tal vez un día. Pero la depresión como enfermedad es terrible, el ánimo baja y afecta todas las áreas.

Hay gente que se acerca a una persona deprimida y le dice: “Bueno, vamos, no es nada, arriba el ánimo; yo también tengo problemas”. Sin embargo, es terrible para un depresivo que le digan eso ya que el depresivo, en su mente, quiere salir de la depresión. Pero cuando quiere hacerlo, se siente inhibido y sin fuerzas.

 

Aunque todas las depresiones tienen síntomas similares, hay varios ti­pos de depresión:

1. Depresión reactiva. Esta es la más frecuente, es la reacción a una pérdida. La persona que sufre la pérdida de un familiar, de un trabajo, etc. no logra recuperarse; cada vez se va hundiendo más, haciendo que el dolor y la tristeza se acreciente. Entonces aparece la depresión como un duelo mal elaborado.

 

2. Depresión maníaco- depresiva o bipolar. Es la persona que tiene un estado de euforia, de manía, de alegría y de pronto, a las semanas o a los meses, le viene la depresión. No quiere salir, no quiere hacer nada, y al momento siguiente, vuelve a hacer todo. Las personas maníaco-depresivas pueden estar con una euforia tan grande que entran a romper todo, a hacer apuestas millonadas y a perder todo. Se enloquecen, no pueden controlar el estado de euforia y de pronto caen en la depre­sión y así va cíclicamente, alternando sus estados.

 

3. La depresión que le llega a la gente mayor de 50 años. Dicen los psicólogos que a partir de los cincuenta años hay una depresión involutiva. La persona empie­za a pensar qué hizo en la vida, que logró y que no logró: “En esto me equivoqué; en la pareja me fue mal; eso no lo hice”. Empieza a pensar y pensar, descubre vacíos en los años que pasaron de su vida, la vida se le fue y no hizo lo que quiso. Eso hace que, lentamente, empiece a caer en una depresión: los chicos han crecido, la pareja no funciona bien, el trabajo de años anteriores no resultó, hubo pérdidas afectivas, Así empieza a hacerse “el bocho”, a revisar y revisar.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Emociones Lastimadas”

Por Bernardo Stamateas

Lee Mentalidad Antidepresiva 2

Lee Mentalidad Antidepresiva 3

Lee Mentalidad Antidepresiva 4