Ojos y cara que mira y buscaComo saber lo que es adecuado para tu situación

“…NO ESTÁ BIEN QUE NOSOTROS.” (Hechos 6:2 NVI)

La iglesia del Nuevo Testamento creció tan rápido que los apóstoles no daban abasto. Así que dijeron: “No está bien que nosotros los apóstoles descuidemos el ministerio de la palabra de Dios para servir las mesas. Hermanos, escojan de entre ustedes a siete hombres de buena reputación, llenos del Espíritu y de sabiduría, para encargarles esta responsabilidad. Así nosotros nos dedicaremos de lleno a la oración y al ministerio de la palabra” (Hechos 6:2 NVI).

Gracias a esa decisión, la Palabra de Dios se expandió, la iglesia siguió creciendo e importantes autoridades de la ciudad de Jerusalén fueron ganadas para Cristo. Es fundamental que identifiques el área donde mejor encajas y que permanezcas ahí.

Algunas razones que nos impiden hacerlo son:

1) Guardamos nuestras posiciones. Pensamos: ‘Éste es mi trabajo; yo soy el único que lo puede hacer.’ El hecho de que siempre hayas realizado una labor determinada no significa que tengas que seguir en ella. ¿Qué pasa si Dios quiere escribir un nuevo capítulo en tu vida?

2) Estamos sobrecargados. Las personas con demasiadas cargas tienden a rechazar aún aquello que les ayudaría, pensando que se trata de una carga más.

3) Tenemos complejo de mártir. Cuando logras llamar la atención con tus quejas sobre la situación que estás viviendo, podrías hacer de esa actitud un estilo de vida. Pero no funciona. La gente empezará a evitarte porque verán que no haces nada para cambiar la coyuntura.

4) No sabemos lo que nos conviene. Hasta que no delegaron la parte administrativa a otros y se volvieron a centrar en su llamado primordial, no mejoraron las cosas para los apóstoles. ¡Piénsalo bien!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí