El miedo y el temor - Rostro de miedo La voz del temor en la Biblia – Parte 2

“.NO TEMÁIS. VED LA SALVACIÓN QUE EL SEÑOR OS DARÁ.” (Éxodo 14:13)

Si estás batallando con el temor hoy, escucha estas Palabras del Dios que te ama, te protege y promete estar contigo. Si te parece que no hay salida, Él dice: “No temáis; estad firmes [confiados, sin desmayar] y ved la salvación [liberación] que el Señor os dará hoy.” (Éxodo 14:13). Fíjate en las palabras “os dará hoy”. Busca evidencias de que Él está interviniendo en tu situación, porque así se fortalece tu fe. Si el problema es demasiado grande, Dios dice: “¡Esforzaos y cobrad ánimo! No temáis ni tengáis miedo de ellos, porque el Señor, tu Dios, es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará” (Deuteronomio 31:6).

Haz una pausa para recordar quién es tu acompañante: Aquél que nunca ha perdido una batalla, y que tampoco perderá ésta. Si sientes que no puedes más, Él te dice: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré.” (Isaías 41:10). Destaquemos las palabras “tu Dios que te esfuerzo”. Normalmente el Señor no nos saca del problema sino que deja que pasemos por Él y nos fortalece en el proceso. Si pierdes la paz interior, el Señor dice: “Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos.” (Filipenses 4:6-7). No escuches a la voz del temor. ¡Dios está contigo!

Si deseas leer la parte 1 puedes hacer click aquí