La mano de Dios en el cieloMensajes Cristianos – Ver la mano de Dios

“…TE RUEGO, SEÑOR, QUE ABRAS SUS OJOS PARA QUE VEA…” (2 Reyes 6:17)

La Biblia nos relata: “El criado que servía al varón de Dios se levantó de mañana y salió. Al ver que el ejército tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros, dijo a Eliseo: ¡Ah, señor mío! ¿Qué haremosí Eliseo respondió: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oró Eliseo, diciendo: Te ruego, Señor, que abras sus ojos para que vea. El Señor abrió entonces los ojos del criado, y este vio que el monte estaba lleno de gente de a caballo y de carros de fuego alrededor de Eliseo” (2 Reyes 6:15-17). El siervo de Dios vio ángeles por el poder de Dios. Y Él también puede ayudarte para que veas cómo interviene en la situación que estás viviendo. Nunca prometió evitarnos todas las dificultades, pero sí cambiar la forma en que las percibimos.

Tras hacer una lista de todas las vicisitudes por las que había pasado, Pablo añade: “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37). Nos gustaría que la preposición fuera otra, y que en lugar de decir “en todas estas cosas” dijera “aparte de todas estas cosas”, pero el apóstol fue claro: “en todas estas cosas”.

La solución, pues, no radica en evitar los problemas sino en cambiar la forma cómo los vemos. Dios pregunta: “¿Quién da la vista al ciego?” Y la respuesta es: “… ¿No soy yo, el Señor?”. Dios hizo que el criado de Eliseo viera un ejército de ángeles, que Jacob viera una escalera que llegaba hasta el cielo, y que Saulo de Tarso viera a Jesús en el camino de Damasco. Un ciego dijo a Jesús: “…Quiero ver…” (Marcos 10:51 NVI), y salió de allí con su vista restaurada. Pídele a Dios hoy que puedas ver su mano en la situación que estás viviendo.