Inicio » Cristianos » Levántate y sigue con tu vida

Levántate y sigue con tu vida

Oraciones - Oracion manos orandoLevántate y sigue con tu vida

“DAVID SE LEVANTÓ ENTONCES…” (2 Samuel 12:20)

David cometió adulterio con la esposa de otro hombre, la dejó encinta, y luego, para tapar su pecado, hizo que mataran al marido de ésta en la batalla. Después se casó con ella y pensó que todo se habría arreglado. Pero el niño que les nació se enfermó de gravedad. Desesperado por salvar la vida del niño, David “…ayunó…, se retiró y se pasó la noche acostado en tierra. Los ancianos de su casa fueron a rogarle que se levantara del suelo, pero él no quiso, ni comió nada con ellos” (Samuel 12:16-17). A pesar de sus oraciones, el niño murió. ¿Por qué permitió Dios eso? ¿Era porque ese niño merecía mejores padres, o porque la Biblia dice que partir e ir con el Señor es “muchísimo mejor” (Filipenses 1:23)? No tenemos la respuesta. Pero sí sabemos esto: cuando te has arrepentido de tu pecado y recibido el perdón de Dios, debes levantarte y seguir con tu vida.

Y eso fue lo que hizo David. “David se levantó entonces de la tierra, se lavó y se ungió; cambió sus ropas, entró a la casa de Jehová y adoró. Después vino a su casa y pidió que le pusieran pan, y comió” (2 Samuel 1 2:20). Aprendemos tres cosas importantes de este episodio:

1) Hasta que no estés dispuesto a reconciliarte con Dios y con aquellos a quienes has ofendido, no podrás seguir adelante con confianza.

2) Hasta que no proceses tus emociones de manera sana, ya sea el sentimiento de culpa o el dolor, te quedarás estancado y te perderás el gozo de lo que Dios tiene para ti en el futuro.

3) Cuando hayas dado los dos pasos anteriores, levántate y sigue con tu vida.

1 comentario en «Levántate y sigue con tu vida»

  1. Amén!

Deja un comentario

50 Compartir
Comparte50
Tweet
WhatsApp
Comparte