El ganadorMensajes Cristianos – El Ganador

«¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?» Marcos 8:36 (RVR)

(Extraído de Rick Warren – Una vida con propósito)
En todos los ámbitos de la vida, sea en el mundo del deporte, en el trabajo o en las actividades recreativas, disfrutamos de la experiencia de ser ganadores.

Ganar un contrato importante, ganar un merecido ascenso, o recibir un pago importante; planteando todo esto puede traernos mucha felicidad y nuestra realización como personas de negocios y profesionales. Como espectadores, nos sentimos como ganadores junto con nuestro equipo favorito triunfa con su mayor rival. Muchos de nosotros, incluso cuando jugamos informalmente en casa con la familia y amigos, nos esforzamos por ser ganadores.

Pero ¿Qué es lo que ser «ganador» realmente significa? ¿Podría ser que haya algo más que ganar, que prevalecer frente a un competidor, o de anotar más puntos que su oponente? Aquí están algunas ideas sobre lo que un verdadero ganador es:

Un ganador respeta a aquellos que son superiores a él y trata de aprender algo de ellos; un perdedor se resiente de aquellos que son superiores y racionaliza sus logros.

Un ganador explica; un perdedor da una explicación convincente, poniendo excusas.

Un ganador dice: «Tenemos que encontrar una manera»; un perdedor dice: «No hay manera».

Un ganador pasa por un problema, trabajando hacia una solución; un perdedor trata de rodear el problema, tratando de evitarlo por completo.

Un ganador dice: «Debe haber una mejor manera de hacerlo»; un perdedor dice: «Esa es la forma en que siempre se ha hecho aquí».

Un ganador demuestra que está arrepentido y cambia su conducta por ello; un perdedor dice «lo siento», pero se repite el mismo yerro, la próxima vez.

Un ganador sabe por qué luchar y qué compromisos adquirir; un perdedor se compromete en lo que no debe, y lucha por lo que no vale la pena.

Un ganador trabaja más fuerte que un perdedor, y tiene más tiempo; un perdedor siempre está «demasiado ocupado» para hacer lo necesario.

Un ganador no tiene miedo de perder; un perdedor está secretamente temeroso de ganar.

Un ganador honora los compromisos; un perdedor hace promesas, pero las ignora.

REFLEXIÓN – Vos, ¿qué sosí

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí