Inicio » Cristianos » Reflexiones Diarias – Agitación y agitación

Reflexiones Diarias – Agitación y agitación

Mantequilla - MargarinaReflexiones Cristianas – Agitar… Agitar

“El, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían” (Lucas 19:40).

Dr. Ritchie solía decir, cuando era acusado de ser un agitador: “Agitación, agitación. Usted no puede hacer mantequilla sin agitación.” (Dr. MacFaden)

Aprovechando la frase de Ritchie, quiero decir que no podemos ser una bendición en las manos de Dios si estamos quietos, escondidos, alienados, indiferentes a nuestro propósito de evangelizar toda la tierra. La luz del mundo no puede  quedarse trancada entre cuatro paredes. La sal de la tierra no puede quedarse escondida así que todas las cosas se vuelvan insípidas. El brillo de Cristo para nada aprovecharía si no se muestra evidente en la vida de los hijos de Dios.

Es necesario agitación… Necesitamos agitar el amor de Dios entre los corazones desalentados. Debemos agitar gotas de fe y esperanza entre los abatidos y sin rumbo. Es urgente que agitemos la Palabra del Señor en un mundo envuelto por tiniebla y pecado. Corramos para agitar nuestro testimonio entre los que viven en dudas e incredulidad.

Sí, así como no podemos hacer mantequilla sin agitarla, también no podemos transformar el mundo sin que él sea agitado por el conocimiento de las grandes cosas que el Señor hizo en nuestras vidas y quiere hacer en la vida de todos.

El apóstol Pablo fue llamado de peste por agitar el mundo de su época con el Evangelio de Cristo. Felipe agitó Samaria con las verdades de las Santas Escrituras y, luego a seguir, agitó la vida de un hombre que viajaba en el desierto a servicio de la reina de los etíopes. Jerusalén fue agitada en el Día de Pentecostes y los griegos también fueron agitados.

Agitación… agitación… una manera calma y tranquila de decir al mundo que Jesus Cristo es el Señor y Salvador, que murió por nuestros pecados y vendrá a buscarnos para que estemos juntos con Él para siempre.

No es hora de que estemos quietos y callados. Es hora de promover una agitación en este mundo, para que el nombre del Señor sea glorificado por todos. ¿O usted esta esperando qué las piedras hagan su trabajo?

Deja un comentario

14 Compartir
Comparte14
Tweet
WhatsApp
Comparte