Hombre Gritando a mujerDeja de querer controlarlo todo

“.ES PERSONA DE DOBLE ÁNIMO E INCONSTANTE EN TODOS SUS CAMINOS” (Santiago 1:8)

¿Tienes la necesidad imperiosa de encontrar una solución para cada problema y de controlarlo todo? ¿Tienes siempre un plan de emergencia por si las cosas no salen como deberían? ¿Te has dado cuenta de que cuanto más intentas “arreglar” las cosas, más nervioso te ponesí La Biblia dice: “.La mente puesta en la carne [los sentidos y el razonamiento] es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida.” (Romanos 8:6 NBLH). “Controlar” es lo contrario de “confiar” en Dios. Ahora bien, Él no quiere que seas como un robot, ni alguien muy indeciso, pero SÍ desea que vivas por fe y no por raciocinio. Cuando aprendes a confiar en Dios y a operar en la “mente del Espíritu”, tendrás paz, aunque estés pasando por circunstancias adversas.

Uno de los riesgos del racionamiento humano es que hace de ti alguien “de doble ánimo”. “.Es persona de doble ánimo e inconstante en todos sus caminos” (Santiago 1:8). ¿En qué estado de mente te encuentrasí En lugar de querer tenerlo todo bien atado, aprende a vivir con la incertidumbre y a confiar en Aquél que lo sabe todo. Toma la decisión de orar cada vez que te sientas ansioso y preocupado: ‘Señor, no sé cómo solucionar este asunto, te lo traigo a ti, confiado de que Tú tienes la respuesta.’ Cuando dejes de preocuparte de todos y cada uno de los detalles de las cosas venideras, podrás sentir la paz de Dios como nunca antes la habías sentido. Y también estarás en condiciones de que Dios intervenga a tu favor. Por todo ello, deja de querer controlar todo.