Inicio » Cristianos » Devocional – El Pámpano y la Novia

Devocional – El Pámpano y la Novia

Los pampanos y la Vid UvasDevocionales – El Pámpano y la Novia

“…YO SOY LA VID Y VOSOTROS LOS PAMPANOS…” Juan 15:5

La Biblia nos presenta dos imágenes interesantes de nuestra relación con Jesús:

1) Un pámpano. “…Yo soy la vid y vosotros los pámpanos. Si permanecéis en mí, yo permaneceré en vosotros y daréis mucho fruto; pero separados de mí nada podréis hacer” (Juan 15:5). Jesús quiere estar tan cercano a ti como el pámpano (rama) lo es a la viña. El uno es la extensión de la otra y no se puede saber dónde acaba el uno y empieza la otra. Los pámpanos no se conectan con la planta sólo en el momento de dar fruto. El agricultor no los guarda en una caja y el día que quiere uvas los saca y los pega a las viñas. Los pámpanos se nutren constantemente de la cepa; si se separan, mueren.

2) Una novia (2 Corintios 11:2). Somos la novia de Cristo y a Él hemos hecho nuestros votos, así como Él nos los ha hecho a nosotros. ¿Qué significa, entonces, nuestra unión matrimonial con Cristo? Lo primero que conlleva es una comunicación continua. En un hogar estable el marido no sólo le habla a su mujer cuando quiere algo. No se presenta en casa sólo cuando quiere una buena comida, o una camisa limpia o un poco de romanticismo. Los matrimonios sanos tienen un sentido de “permanencia”. En ellos hay ternura, sinceridad y comunicación ininterrumpida.

A veces acudimos a Dios con nuestras alegrías, a veces con nuestro dolor; pero siempre vamos a Él. Y cuanto más nos acercamos, más nos asemejamos a Él. Cuando una pareja ha vivido una larga vida juntos, los dos empiezan a decir las mismas cosas y a sentir y pensar de la misma manera. Conforme nosotros caminamos con Jesús, adoptamos más sus pensamientos, sus principios y sus actitudes. En una palabra, hacemos nuestro Su corazón.

2 comentarios en «Devocional – El Pámpano y la Novia»

  1. Los pámpanos se nutren constantemente de la cepa si se separan mueren, esto debemos tener muy claro, separados de Cristo morimos

  2. A DIOS gracias por el pensamiento “Cuando una pareja ha vivido una larga vida juntos, los dos empiezan a
    decir las mismas cosas y a sentir y pensar de la misma manera. Conforme
    nosotros caminamos con Jesús, adoptamos más sus pensamientos, sus
    principios y sus actitudes. En una palabra, hacemos nuestro Su corazón”.si realmente ya llevo 28 años de ,matrimonio y estoy acoplandome a mi compañera.
    Continuen enviando los mensajes a  todos los ogares cristianos y no cristianos.

Deja un comentario

48 Compartir
Comparte48
Tweet
WhatsApp
Comparte