Los Cristianos y como saber aceptar la crítica Parte 2

“CRISTO… CUANDO LO MALDECÍAN, NO RESPONDÍA CON MALDICIÓN…” (1 Pedro 2:21-23)

Para manejar la crítica adecuadamente, debes:

1) Demostrar madurez emocional y espiritual. El agotamiento puede afectar tus reacciones cuando te encuentres bajo presión, tal y como le pasó a Elías, quien se sumió en una gran depresión. La reina Jezabel lo acosaba sin cesar. Su antagonismo agotó las fuerzas del profeta hasta el punto de decir: “…Basta ya, Señor, quítame la vida…” (1 Reyes 19:4). Satanás se aprovechará de tu fatiga. Cuando estás cansado te puedes volver excesivamente sensible y con ello perderás la oportunidad de madurar, inherente en toda crítica.

2) Date cuenta de que la gente buena también es criticada. A Jesús le llamaron comilón, bebedor de vino y amigo de gente de mala reputación (Mateo 11:19). Aquellos cuyas opiniones están marcadas por sus prejuicios y que son incapaces de analizar la situación, no van a entender que tu comportamiento responde a tu obediencia a Dios. Por lo tanto, si tus ideas y valores chocan con los suyos, trata de ser tolerante con ellos.

3) Mantén siempre una buena actitud. Tus propias actitudes te harán más daño que las de los demás. Si tienes prejuicios hacia algo, o te sientes inferior en alguna área, analiza de dónde viene eso. Escribe Pedro: “Para esto fuisteis llamados, porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo para que sigáis sus pisadas. Él no cometió pecado ni se halló engaño en su boca. Cuando lo maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino que encomendaba la causa al que juzga justamente” (1 Pedro 2:21-23). ¡Entrégale todo al Señor y sigue adelante!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí