Inicio » Cristianos » Los valientes de Dios. Parte 1

Los valientes de Dios. Parte 1

ValientesLos valientes de Dios. Parte 1

“TODOS ESTOS HOMBRES DE GUERRA… ESTABAN DE ACUERDO EN PONER A DAVID COMO REY” (1 Crónicas 12:38)

Los “valientes” de David gobernaron en Israel. Asimismo, tú has sido llamado a someterte al Señorío de Jesucristo y demostrar al mundo lo que significa vivir según las reglas –y los beneficios- de Su Reino. Jesús no nos habría enseñado a orar: “Venga tu Reino, hágase tu voluntad… en la tierra”, si ésta no fuera una oración que Dios puede contestar (Mateo 6:10). Dios la responde a través de personas normales y corriente como tú y como yo. Entonces, ¿te gustaría llegar a ser un “valiente” de Diosí

Consideremos el ejército de David. Primero: Había un equilibrio. “Estaban armados de arcos y usaban ambas manos para tirar piedras con la honda y flechas con el arco…” (1 Crónicas 12:2). Cuando te vuelves extremista y pierdes el equilibrio, eres un obstáculo –en lugar de una ayuda- para el Reino de Dios. Por ejemplo, la Escritura menciona nueve “dones” y nueve “frutos” del Espíritu. Los dones son las destrezas necesarias para llevar a cabo una labor. Los frutos son características cristianas que nos ayudan a trabajar juntos. ¡Y debes tener los dos!

Fijémonos también cómo era la túnica del sumo sacerdote. En el borde de sus vestiduras había campanillas y granadas, las cuales representan los dones y los frutos respectivamente. ¿Por qué? Porque las campanillas podrían chocarse las unas con las otras y crear un sonido cacofónico. Para evitarlo, Dios colocó en medio de ellas las granadas. Si eres muy animado en la iglesia pero un cascarrabias en casa, no hay equilibrio. Si hablas con los cristianos pero te callas delante de los no cristianos, no hay equilibrio. Espiritualmente hablando, ¡tenemos que ser ambidextros!

1 comentario en «Los valientes de Dios. Parte 1»

  1. excelente articulo

Deja un comentario

120 Compartir
Comparte120
Tweet
WhatsApp
Comparte