Manos con la BibliaLa Valentía en la Biblia. Parte 3

“…EL QUE ESTÁ CON NOSOTROS ES MÁS PODEROSO QUE EL QUE ESTÁ CON ÉL” (2 Crónicas 32:7 LBLA)

David estaba llevando comida a sus hermanos en el frente de batalla cuando vio a Goliat. En su mente no estaba el convertirse en héroe; lo único que hizo fue aprovechar una oportunidad que los otros soldados anhelaban pero que no se atrevieron a tomar. Las oportunidades llegan cuando menos las esperas y si no estás listo, pasarán de largo. Eso que otros vieron en David ese día, siempre había estado en él. Si eres líder, ya tienes los talentos necesarios para liderar. Pero será la valentía la que te separe de los demás. Las personas a quienes más respetamos son valientes –demuestran coraje en el campo de batalla o en la sala de reuniones, coraje para defender a los oprimidos o para tratar de conseguir lo que nadie pensó que sería posible. Quizás digas: ‘No tengo los recursos económicos.’ No te preocupes, el capital sigue a la valentía. La idea viene antes que la estrategia. No te dejes intimidar por las cifras.


Dios no actúa condicionado por hojas de balance ni coyunturas de mercado. Dios se mueve cuando hay fe. No dejes que los asuntos prácticos te intimiden. Él sabe que es un reto y por eso te ha dado esa oportunidad. Si el camino al éxito fuera muy fácil, estaría congestionado de gente. Si la forma de lograr algo fuera sencilla, muchos ya lo habrían conseguido. Todo progreso comienza con una pregunta: ‘¿Qué se necesita hacer?’ Alguien tiene preguntarse: ‘¿Por qué no yo?’ El futuro pertenece a aquellos que tienen la valentía de cuestionarse eso y la fe de aguantar hasta que hayan averiguado la respuesta. Cuando los obstáculos parecen demasiado grandes y la oposición muy fuerte, aférrate a este versículo: “Sed fuertes y valientes; no temáis ni os acobardéis… porque el que está con nosotros es más poderoso que el que está con él” (2 Crónicas 32:7 LBLA).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí