Jesus Felipe Biblia ¿Eres un “Felipe”? Parte 1

“…ELIGIERON… A FELIPE…” (Hechos 6:5)

Felipe  fue uno de los siete hombres elegidos para dirigir la iglesia del Nuevo Testamento. ¿Por qué? Porque tenía ciertas cualidades. Analicemos dos de ellas: Se dejaba guiar por el Espíritu Santo. Felipe comenzó como diácono, trabajando en el departamento de administración de la iglesia. Pero luego llegó a ser evangelista, y predicó el evangelio en Samaria.  “Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. La gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía” (Hechos 8:5-6). Seguro que le atrajo mucho la idea de quedarse allí y levantar una gran iglesia. Pero Dios tenía otros planes: “Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. Entonces él se levantó y fue…” (Hechos 8:26-27). ‘¿Adónde dices, Señor, al desierto? ¿Estás bromeando?’

Aprendamos de esto: Cuando Dios te hable tal vez no te diga lo que quieres oír, ni te envíe adonde quieres ir. ¿Lo has pensado alguna vez? ¿Es eso por lo que no te dispones a buscar su guía? Las grandes puertas se sujetan con pequeñas bisagras. En el desierto Felipe se encontró con un eunuco etíope, que era el tesorero de la Reina de Etiopía. La misión del apóstol fue presentarle a Cristo y bautizarlo. Después de eso, el eunuco regresó a su país y la historia cuenta que grandes multitudes llegaron a ser cristianos allí. Pero sólo fue posible porque Felipe estuvo dispuesto a dejar su comodidad, dar un paso de fe y seguir a Dios. Resumiendo: para poder guiar a otros, debes saber cómo ser guiado por Dios.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí