Descanso PersonaLugar De Trabajo Y No De Descanso

“Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar” (Juan 9:4).

“Un gran número de personas tiene una idea equivocada al respeto de la Iglesia. Piensan que la Iglesia es un lugar para descansar… con bancos acolchonados y confortables, donde podrán contribuir para obras de caridad, escuchar el sermón del ministro y ofrendar para mantenerla abierta. Esto es todo lo que ellos quieren. La idea de trabajar en la Iglesia — trabajo real para Dios, jamás entra en sus mentes.” (Moody)

El Señor Jesus nos dejó palabras que expresan Su voluntad con relación a nosotros, cristianos, que lo recibimos en el corazón: “Id y predicad el Evangelio”; “Yo os haré pescadores de hombres”; “Trabajad… por la comida que permanece para la vida eterna”.

El Señor nos dio el ejemplo. Dijo que estaría siempre trabajando, antes que llegase el momento en el que nadie podría trabajar. Vino al mundo con un propósito y no dejaría de cumplirlo. De la misma manera hemos sido llamados, para un objetivo real: buscar a los perdidos y conducirlos a la presencia de Dios.

Ir a la iglesia, prestar culto a Dios, orar y alabar, buscar el alimento para nuestras vidas espirituales, es muy bueno y nos llena de gozo y alegría. Pero, ¡ser cristiano es mucho más que eso! Es necesario que coloquemos en práctica qué aprendemos del Señor. Es necesario que compartamos las bendiciones que allí recibimos. Es necesario que el nombre de Jesus sea enaltecido a través de nuestro servicio en Su mies.

No vamos a la casa del Señor para descansar y sí a buscar su dirección. Debajo de Su gracia y unción y revestidos de Su poder, podremos trabajar con la certeza de que nuestro placer será mayor  que descansar en un banco con almohadas.

2 COMENTARIOS

  1. Gracias Señor bendice a los hermanos que guiados por el Espíritu Santo aportan alimento a los que dependen de ti y buscan o quieren tener encuentros contigo y caminar contigo.

  2. Gracias Señor bendice a los hermanos que guiados por el Espíritu Santo aportan alimento a los que dependen de ti y buscan o quieren tener encuentros contigo y caminar contigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí