Conciencia CristianaUna conciencia limpia según las Escrituras

“…MANTÉN LIMPIA TU CONCIENCIA…” (1 Timoteo 1:19 NTV)

Con respecto al tema de la conciencia, Pablo escribe: “…Procuro con todas mis fuerzas mantener limpia y sin ofensa mi conciencia delante de Dios de los hombres” (Hechos 24:16 CST). Y le recomienda a Timoteo: “Aférrate a tu fe en Cristo y mantén limpia tu conciencia. Pues algunas personas desobedecieron a propósito lo que les dictaba su conciencia y, como resultado, su fe naufragó” (1 Timoteo 1:19 NTV). Ahora bien, ningún capitán tiene la intención de hacer naufragar el barco. Pero si se queda dormido al timón o no sigue la brújula, acabará de todas formas contra las rocas. La pregunta no es ‘¿Puedo salirme con la mía?’ sino ‘¿Podré vivir con mi conciencia despuésí’ Considera cómo tu comportamiento va a afectar tu acercamiento a Dios, cómo se siente Dios al respecto y si lo que haces va a facilitar o a estorbar sus bendiciones en tu vida.

Alguien escribió: “Tengo que vivir con mi conciencia, y por lo tanto, quiero ser recto; quiero seguir mirándome a los ojos todos los días. No quiero que llegue la noche y me odie a mí mismo por mis acciones. Quiero ir con la cabeza en alto, y merecer el respecto de todos. En medio de las presiones por conseguir fama y riquezas, quiero poder gustarme a mí mismo. No quiero analizarme y saber que, en el fondo, soy un farsante y que no hay integridad en mi vida. No quiero tener que esconderme de mí mismo, puesto que yo veo lo que tal vez los demás nunca verán, y también sé lo que los demás nunca sabrán. No me puedo engañar; por eso, pase lo que pase, quiero tener una conciencia limpia que me ayude a respetarme de verdad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí