Inicio » Dios » Cristiano Abarca… ¡y aprieta!

Cristiano Abarca… ¡y aprieta!

Cristiano Abarca… ¡y aprieta!

“…ÉL LA GOLPEÓ TRES VECES Y SE DETUVO” (2 Reyes 13:18)

Amenazado por el ejército de los asirios, el rey de Israel pidió ayuda al profeta Elías, quien le ordenó que tomara unas flechas y las golpeara en el suelo. Pero el rey solo las golpeó tres veces y se detuvo.

Elías se enojó con él y le dijo: “…De dar cinco o seis golpes, habrías derrotado a Siria hasta no quedar ninguno, pero ahora derrotarás a Siria solo tres veces” (v.19).

Esta es la historia de una victoria parcial, de qué podría haber sido si el rey hubiera puesto más empeño en lo que se le pidió. No es únicamente la oportunidad lo que determina el resultado, sino la oportunidad unida a una actitud adecuada. Dios te va a dar oportunidades para ganar, pero el alcance de la victoria dependerá de tu grado de compromiso.

Escribe el apóstol Pablo: “Servid de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres” (Efesios 6:7).

Pablo no miraba el reloj, porque se hallaba en una misión única: “Pero… [no] estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe… el ministerio que recibí del Señor Jesús…” (Hechos 20:24).

La gente que cambia el mundo vive con esa mentalidad. Y tú, ¿sientes pasión por lo que haces?; ¿lo estás dando todo por ello?

Cuando le preguntaron al actor Paul Hogan, protagonista de la película Cocodrilo Dundee, cómo llegó a triunfar tanto con ese papel, este respondió: ‘El secreto de mi éxito es que abarqué más de lo que podía apretar, pero traté de apretarlo de todas las maneras.’

Las visiones no son algo barato ni fácil. Cuanto mayor es la visión, más alto es el precio a pagar. El secreto de ver realizada la tuya consiste en abarcar mucho… ¡y apretar!

Deja un comentario

59 Compartir
Comparte59
Tweet
WhatsApp
Comparte